Ni Casado ni Iglesias se fían de que el PSOE y Cs no vayan a pactar después de las elecciones del 28-A

El PP tiene un considerable enfado con Ciudadanos por su estrategia de ‘pescar’ en sus filas de descontentos, aquellos a quienes el nuevo líder del partido ha dejado arrinconados, para sumar a sus siglas nombre que tuvieron un papel relevante en tiempos de Mariano Rajoy. Casado lo ha dejado claro en una entrevista en ‘El Mundo’, en la que afirma sin rodeos que “Rivera no es fiable”. Lo dice a propósito de un posible pacto del líder de Cs con Pedro Sánchez tras las elecciones. Por mucho que el propio Rivera haya negado esa posibilidad, nadie se la cree. Tampoco el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, la descarta.

Casado recuerda en ‘El Mundo’ que “Rivera dijo muchas veces que no pactaría con Sánchez y no sólo lo hizo sino que pidió a Pablo Iglesias que les apoyara, y al PP, que no entorpeciera esa investidura. Hizo lo mismo con Susana Díaz y gobernó con ella en el Gobierno más corrupto e ineficaz de toda España”. El líder del PP asegura que, pese a todo, “los electores son muy inteligentes y saben qué proyecto es confiable y quién cambia de chaqueta. Mi adversario no es Albert Rivera, es Pedro Sánchez, pero tengo claro que si Sánchez y Rivera suman, van a volver a pactar. No me cabe la menor duda”. En base a esa consideración, Casado avisa a quien vote a Cs de que “a lo mejor se encuentra con otro pacto del abrazo como el de 2016”.

Iglesias también ha desconfiado de que Sánchez no vaya a pactar con Ciudadanos tras las elecciones generales del 28 de abril y ha subrayado que la única garantía de que haya políticas de izquierdas es que Unidas Podemos esté en el Gobierno. El líder de Podemos ha asegurado en varias entrevistas que Sánchez “no fue claro” cuando en el segundo debate electoral afirmó que no tenía planes de pactar con Cs. “No es verdad, no lo confirmó y eso es una mala noticia”, ha recalcado el candidato de Unidas Podemos, para quien Sánchez tenía “muy fácil” decir que no iba a pactar con Ciudadanos.

Ha subrayado que cuando un político no quiere contestar responde con evasivas o frases ambiguas y cuando quiere hacerlo dice “claramente sí o no”. Sánchez buscó, sin embargo, una “fórmula extraña”, lo que, en su opinión, se debe a que va a recibir “muchas presiones” procedentes tanto de sectores socialistas como económicos para que, si dan los resultados, opte por Ciudadanos, de cuyo “cordón sanitario” al PSOE también ha dudado. No obstante, Iglesias ha incidido en que esa ambigüedad del presidente del Gobierno ha hecho que muchos votantes de izquierda hayan entendido que el voto más eficaz es a Unidas Podemos.

Se ha mostrado convencido de que habrá un gobierno de izquierdas y, aunque ha instado a esperar a los resultados porque “habrá sorpresas”, ha insistido en su intención de formar un gobierno de coalición con el PSOE y ha asegurado que están “más cerca que nunca de gobernar”. Según Iglesias, el PSOE suele hacer propuestas “muy sensatas” durante las campañas electorales pero “luego rara vez las cumple”, y ha señalado que “no basta con decir que viene el lobo, hay que tener un proyecto para el país”. Por eso, ha destacado que el voto a Unidas Podemos vale doble porque sirve para que la derecha no llegue al Gobierno y porque además tiene claras sus propuestas para mejorar la vida de la gente.

Si no acierta en sus pronósticos y Unidas Podemos obtiene malos resultados, Iglesias ha dejado claro que siempre cumplirá con su responsabilidad y que “cuando un resultado es malo, uno lo que tiene que hacer es poner su cargo a disposición del partido”.

RELACIONADO