Moscovici: “Tras los grandes sacrificios, es hora de subir los salarios en España”

El comisario europeo de Asuntos Económicos no ve "ilegítimo aumentar el salario mínimo si se hace de una forma que no perjudique a la salud y a la fortaleza de la economía"

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, cree que España es un ejemplo ideal de buen comportamiento de la economía, aunque las heridas de la crisis sigan presentes, y piensa que “tras los grandes sacrificios, es hora de subir los salarios en España”. Lo ha dicho en una entrevista en ‘El País’ unos días antes de las decisivas elecciones generales del 28 de abril tras las cuales espera que el país recupere la estabilidad política.

Moscovici minimiza la fragmentación política en España, pero, eso sí, advierte de la extrema derecha, que es “un peligro para la democracia europea”. En ese sentido, no teme mucho por el futuro del país porque España, a su juicio, dispone de un bloque de partidos que puede evitar que los populistas lleguen al poder como ha pasado en Italia.

El comisario europeo tampoco teme que no haya presupuestos porque los datos económicos son positivos, como muestra que España haya reducido su déficit al 2,5% del PIB en 2018, lo que “abre el camino para que salga del procedimiento de déficit excesivo en el que entró hace diez años”. Así, subraya que si las previsiones que presentará en mayo reflejan que seguirá por debajo del 3% en 2019 y 2020, propondrá que se cierre el procedimiento.

Sobre las promesas del PSOE y Podemos de aumentar el gasto, Moscovici dice que él no comenta los programas de los partidos, pero que tanto los socialistas como el PP han desarrollado “políticas fiscales creíbles y que han llevado a que España vea la puerta de salida del procedimiento de déficit”. En esa línea, pone el ejemplo de países como Portugal o Grecia, con gobierno de izquierdas y aliados de extrema izquierda, que no tienen peor trayectoria fiscal que otros.

En el asunto del empleo España, Moscovici recalca que éste se ha reducido mucho, aunque siga por encima de la media europea y sea “inaceptablemente elevado”, pero que ha llegado la hora de crear empleos estables y de calidad para jóvenes que siguen atrapados en contratos temporales. Al hilo de este asunto, recalca que cuando un país ha hecho grandes sacrificios (como es el caso de España), “llega un momento que la gente reclama una recompensa”. Y ahí, dice, “llega la hora de subir salarios” y asevera que “no es ilegítimo aumentar el salario mínimo si se hace de una forma que no perjudica a la salud y a la fortaleza de la economía”.

Por otro lado, advierte de que aunque la crisis económica se acabó, “las crisis social y política están ahí. No solo en España, en toda Europa” y se debe hacer frente a las “desigualdades”, misión que espera cumpla el próximo ejecutivo. Para solucionar el problema, propone “un presupuesto de la zona euro para la convergencia con una función estabilizadora”. Moscovici afirma que “necesitamos un gobierno en España que sea proeuropeo y proactivo” y da “la bienvenida al hecho de que Pedro Sánchez y su ejecutivo hayan respaldado las propuestas más ambiciosas posibles en el diseño de ese presupuesto de la zona euro”.