Arrimadas y Álvarez de Toledo arremeten contra el director de TV3, imputado por el 1-O

La cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas, y la número uno del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, han pedido la dimisión del director de TV3, Vicent Sanchis, en el debate electoral organizado el miércoles por la televisión pública catalana.

El debate a seis entre los candidatos catalanes en las elecciones generales del 28A, retransmitido el miércoles por TV3 con Sanchis como moderador, arrancó con los reproches de Arrimadas y Álvarez de Toledo a la televisión pública catalana y, más concretamente, a su director.

Álvarez de Toledo denunció la “anomalía” que vive Cataluña con el proceso soberanista y, dirigiéndose a Sanchis, ha añadido: “Un ejemplo de esa anomalía es usted”, por dirigir TV3 pese a haber sido “procesado por desobediencia” en la “operación de asalto” a la legalidad constitucional con el 1-O.

A continuación, Arrimadas fue incluso más allá y ha entregado a Sanchis una “carta de dimisión” ya redactada, porque como Álvarez de Toledo considera una “anomalía” que siga al frente de TV3 pese a haber sido “reprobado por el Parlament”.

Arrimadas lo calificó de “comisario político” y de “conseller de propaganda” y dijo que no descarta que Sanchis “acabe en una lista electoral” independentista.

Sanchis ha rehusado replicar a las dos candidatas: “Yo no me presento, yo no voy en ninguna lista y no voy a contestar, yo no estoy debatiendo con ustedes”, afirmó el director de TV3, que reivindicó el principio de la presunción de inocencia y prometió “estudiar a conciencia” la carta que le entregó Arrimadas.

En su defensa habló el candidato de ERC Gabriel Rufián, que hizo una “defensa cerrada de los trabajadores de TV3, empezando por usted (Sanchis) y acabando por el último trabajador de la casa”, antes de añadir: “Me gustaría que algunos fueran tan valientes y les dijeran, ante el comité de empresa, que son unos manipuladores”.

También la candidata de JxCat Laura Borràs recriminó a Arrimadas y Álvarez de Toledo su actitud: “No sé si estoy en un western o en TV3, que es una televisión tan plural que permite que vengan personas a criticar su funcionamiento desde dentro (…). Me parece inaudito que se pueda hablar de maquinaria separatista”.