El dramaturgo Peter Brook, Premio Princesa de Asturias de las Artes

El jurado ha ensalzado la figura del dramaturgo como "maestro de generaciones" al que califica como "el mejor director teatral del siglo XX"

El dramaturgo inglés Peter Brook, pionero del teatro experimental británico y una de las figuras teatrales más importantes del pasado siglo por el carácter innovador de sus montajes, ha sido distinguido este miércoles en Oviedo con el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2019.

Brook (Londres, 1925) fue director de la Royal Opera House y la Royal Shakespeare Company a mediados del siglo pasado, antes de trasladarse a París y fundar un grupo internacional de creación y teatro experimental, el Centro Internacional de Creaciones Teatrales (CICT), del que es director.

El galardón de las Artes, al que optaban 40 candidaturas de 17 nacionalidades, ha sido el primero en fallarse de los ocho premios que anualmente concede la Fundación Princesa de Asturias y que este año cumplen su XXXI edición.

El jurado ha ensalzado la figura del dramaturgo como “maestro de generaciones” al que califica como “el mejor director teatral del siglo XX”.

El acta leída por el presidente del jurado, el director del Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugagaza, destaca que Brook (Londres, 1925) es “uno de los grandes renovadores de las artes escénicas” con montajes de “alto compromiso estético y social”, como en su día fueron “Marat-Sade” y “Mahabharata”.

Según el jurado, Brook “abrió nuevos horizontes a la dramaturgia contemporánea, al contribuir de manera decisiva al intercambio de conocimientos entre culturas tan distintas como las de Europa, África y Asia”.

El dramaturgo inglés, añade el acta, “continúa emocionando de forma intensa a través de puestas en escena de gran pureza y simplicidad, fiel a su concepto de espacio vacío”.

El galardonado con el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2019 fue director de la Royal Opera House y la Royal Shakespeare Company a mediados del siglo pasado, antes de trasladarse a París y fundar un grupo internacional de creación y teatro experimental, el Centro Internacional de Creaciones Teatrales (CICT), del que es director.

Brook, que también ha dirigido ópera y cine, ha trabajado en escenarios de toda Europa y en países como India, Sudáfrica e Irán, entre otros.

De sus obras, que abarcan casi todos los estilos teatrales, destacan títulos como “Medida por medida” (1950), “La tempestad” (1955) o “La visita” (1958), además de “El rey Lear” (1962), “The Screens” (1964), “Marat-Sade” (1964), “Timón de Atenas” (1974) y “El jardín de los cerezos” (1981), entre otras.

En 1985, y tras diez de preparación, presentó “Mahabharata”, un montaje teatral de seis horas de duración que supuso su consagración definitiva.

Entre sus últimos trabajos se encuentran “Sizwe Banzi est mort” (2007), “Eleven and Twelve” (2009) y “Warum Warum (2010).