Pablo Casado se presenta como “única alternativa” a Sánchez

El líder del PP y candidato, Pablo Casado, se ha presentado este lunes como "única alternativa" a un Gobierno de Pedro Sánchez, al tiempo que ha asegurado que su partido puede "remediar" la situación y volver a "echarse a España a las espaldas" para sacarla de la crisis y de la "fractura" causada por la izquierda. En su intervención inicial en el debate a cuatro en RTVE, ha explicado que con el PP la situación "se puede remediar" y "recuperar España", motivo por el que se ha declarado como la única alternativa presente en el plató de televisión.

También ha asegurado que se ha llegado “a este punto” a causa de una moción de censura que quitó al PP del poder cuando estaba creando empleo y bajando impuestos y llevando a los “golpistas” catalanes al banquillo.

“Quizás por eso Torra y Otegi apoyaron la moción de censura y quizás, por eso, le volverán a apoyar si suman”, ha advertido con respecto a un Gobierno de Pedro Sánchez.

La mayor revolución fiscal de la historia

Pablo Casado abrió el bloque económico y lo hizo con el anuncio de un compromiso de creación de dos millones de puestos de trabajo durante la próxima legislatura, en el caso de que llegue al Palacio de La Moncloa.

Y para avanzar la “mayor revolución fiscal de la historia”, que consistirá, entre otras iniciativas, en suprimir los impuestos de Sucesiones, de Donaciones o de Actos Jurídicos Documentados y en “bonificar el ahorro”.

No ha eludido las críticas a la gestión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno durante estos diez meses, y le ha reprochado que se haya beneficiado de una recaudación de 26.000 millones de euros gracias a las reformas del Ejecutivo de Mariano Rajoy, y pese a ello, ha dicho, buscó pactar unos Presupuestos “comunistas”.

Ha añadido el líder del PP que cuando el candidato socialista llegó a la Presidencia del Gobierno se creaban al día 8.000 empleos, pero ahora, según sus números, se crean 6.800.

Discusión con Sánchez por políticas sociales

En cuanto a las políticas sociales, el presidente del PP, tras reiterar compromisos como la revalorización de las pensiones, la apuesta por la dependencia, una reforma educativa que reduzca el fracaso escolar y la reducción de las listas de espera en Sanidad, ha considerado que el estado del bienestar vuelve a estar en riesgo con un gobierno de izquierdas.

Casado, ha acusado al presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, de tener “cara dura” y “desfachatez” por arrogarse una revalorización de las pensiones que, ha subrayado, fue aprobada por el Gobierno del PP y a la que el PP “votó en contra”.

El presidente del PP ha criticado que Sánchez se permita “dar lecciones de política social” cuando su partido, el PSOE, sumió a España en una grave crisis económica que generó “tres millones y medio de parados”. “No tenga ese cuajo para venir aquí con cifras falsas”, le ha reprochado.

Los indultos, pactados

En el bloque territorial, el líder del PP ha afirmado que España “está en riesgo por culpa del Gobierno de Sánchez” y, de hecho, ha señalado que los partidos independentistas que quieren romper España apuestan por el candidato socialista como, a su juicio, evidencian las últimas declaraciones de Oriol Junqueras (ERC) y Jordi Sànchez (JxCAT).

Igual que Rivera, Pablo Casado ha afirmado que ya vieron a Sánchez “negociando en Pedralbes” –en alusión al encuentro el pasado 21 de diciembre con Torra– medidas “absolutamente humillantes para España” con “mediación internacional”. En este punto, ha anunciado que si gana modificará la ley de indultos para prohibirlos para condenados por rebelión y sedición, y tipificará la convocatoria ilegal de referéndum, entre otras medidas.

Según Casado, Sánchez está “mintiendo” porque ha convocado elecciones por haberle “pillado negociando en Pedralbes”, una reunión que ha calificado como “el colmo de la humillación”. “Todo mentira”, le ha interrumpido el candidato socialista.

En cuando a los indultos, el presidente del PP ha señalado que “ya” los ha pactado “y por eso no dice si va a indultar o no a los presos independentistas”. “Usted, sinceramente, no da la talla como presidente del Gobierno”, le ha espetado.

El PSOE, el partido más corrupto

En el bloque de posibles pactos, el líder popular ha incidido en que él ha llegado a la presidencia del PP “precisamente para pasar página de las cosas que se han podido hacer mal en el pasado” y que ganó las primarias porque tuvo un “comportamiento muy firme” contra cualquier caso de corrupción.

Así, mientras Sánchez le ha reprochado que haya puesto a “vigilar” la corrupción a Alfredo Prada, imputado por sobrecostes en la Ciudad de la Justicia de Madrid, el líder ‘popular’ le ha respondido que él expulsa del partido cuando se investiga a un miembro de su partido, mientras que Sánchez ha hecho presidenta de su formación a Cristina Narbona a la que ha definido como investigada en el caso de Acuamed.

“Ustedes son de acompañar a la cárcel”, ha dicho remontándose a las condenas por los GAL, al tiempo que ha acusado al PSOE de ser “el partido más corrupto de España” y le ha advertido de que no va a aceptar “lecciones de honestidad” de los socialistas.

Casado también ha enmarcado en la “regeneración” el compromiso de no pactar con los independentistas ni con Bildu. Y se ha comprometido a “acabar con el ultraje a las víctimas del terrorismo tipificando la convocatoria de actos de homenaje a etarras” y a reformar la ley general penitenciaria para que los cambios de grado exijan que los condenados por terrorismo colaboren en el esclarecimiento de casos.

También ha aprovechado para mencionar la inmigración ilegal y asegurar que trabajará por la equiparación salarial de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

El voto, para las familias

Casado, ha pedido “humildemente” el voto a los electores, a quienes se ha dirigido directamente para decirles que va a trabajar por ellos, “para ser útil a su familia” y también para “servir a España”, que -según ha señalado- es “lo más importante” para él. En el último minuto en el debate a cuatro en RTVE, ha asegurado que quiere ser el presidente “de todos los españoles”, tanto los que le votan como los que no y que va a bajar impuestos, a crear empleo y a mejorar la sanidad y la educación.

Ha advertido de que hay que “unir esfuerzos” en la “única alternativa”, que es el PP, a un Gobierno de la izquierda con los “independentistas y batasunos”.

Y ha pedido el voto “humildemente, pero con la convicción de tener el mejor programa electoral y de ser el líder del partido que mejor lo ha hecho por los españoles”.

Esta última intervención, la ha aprovechado Casado para repetir que el PP es “un valor seguro”, su lema de campaña, y explicar que el voto es el acto de “mayor confianza” en democracia, ya que supone elegir a quien se encarga la educación de los hijos, la pensión de los padres y la sanidad de la pareja.