Casado y Rivera se enzarzan por los impuestos, las pensiones, empleo, eutanasia, aborto…

El líder del PP ha cambiado este martes su estrategia en el debate del grupo de Atresmedia y, aunque el foco de sus ataques ha sido Sánchez, ha aprovechado este segundo duelo televisivo para entrar también en el cuerpo a cuerpo con Rivera.

Si en el debate del lunes en RTVE Casado evitó confrontar con Rivera, a quien ve como su posible socio de Gobierno frente al “adversario” Sánchez, este martes no ha dejado de replicar a las críticas del presidente de la formación naranja, que se ha erigido en el “presidente de las familias”.

Ha asegurado que hay que incrementar la natalidad, como una de las medidas para garantizar las pensiones, y ha dicho que el PP y el PSOE “no han hecho nada por las familias”, a lo que Casado ha respondido esgrimiendo la ayuda de 1.200 euros en este ámbito.

Casado y Rivera, se han enzarzado también en un enfrentamiento por los impuestos y las pensiones en el debate a cuatro, que ha sido aprovechado por Sánchez para advertir de que ya están “con las primarias de la derecha, a ver quién dice la mayor barbaridad”.

La moderadora Ana Pastor ha llegado a mediar entre ellos, cuando han llegado al tema de la vivienda, Casado le ha dicho a Rivera que hasta hace nada era “un socialdemócrata” a lo que el líder de la formación naranja le ha pedido que “no mienta”.

Además, ambos han discrepado sobre el impuestos de sucesiones y quien tiene el mérito de haberlo eliminado en las comunidades en las que gobiernan.

Por su parte, Casado también ha dirigido sus críticas contra Sánchez, respecto a la vivienda, al reprocharles las sociedades instrumentales de sus ministros y la ocultación de patrimonio de algunos de sus ministros. “Su Gobierno es como el aloe vera, cuando más le investigan más propiedades le salen”, ha afirmado Casado, a lo que Sánchez le ha contestado: “Respete la reputación de la gente”.

Más choques entre Rivera y Casado

Casado ya ha abierto su intervención inicial aludiendo a los pactos de Ciudadanos con el PSOE en Andalucía o con Pedro Sánchez tras las elecciones generales de 2015. Por eso, ha dicho que, a diferencia de las cuestiones que se dirigen a otros candidatos, a él “no le preguntan con quién no va a pactar”, algo que, según ha dicho, quiere decir que “nadie tiene dudas al respecto”.

En medio de la fragmentación del espacio de centro-derecha, el líder del PP ha querido erigirse como primera fuerza y, de hecho, ha repetido en varias ocasiones que es la “única alternativa” a un Gobierno de Pedro Sánchez con “independentistas, comunistas y batasunos”.

En el bloque económico, cuando Albert Rivera ha recriminado la gestión en materia de empleo de los gobiernos del PP y del PSOE, el presidente de los ‘populares’ le ha espetado que Cs no ha gobernado “nunca”. “Lo haremos señor Casado”, le ha replicado el presidente del partido naranja.

Ese cruce de opiniones entre Casado y Rivera también se ha visto en el momento en que los candidatos debatían sobre la eutanasia. El líder de Cs le ha pedido que “rectifique” su postura para regular esta cuestión pero el presidente del PP ha subrayado que su partido ha sido “pionero” en regular en varias comunidades sobre la muerte digna y el testamento vital.

Ante las declaraciones de Casado estos meses sobre el aborto a favor de la ley de supuestos de Felipe González, el candidato de Cs ha subrayado que están en el año 2019 y no en 1985. En este apartado, el líder ‘popular’ se ha limitado a defender su ley de maternidad y que acatarán “lo que diga el Tribunal Constitucional”, tras el recurso que presentó el Gobierno de Mariano Rajoy contra la ley de plazos.