Trump no vio peligrar su Presidencia tras el nombramiento de Mueller

El Departamento de Justicia publicó esta semana una versión censurada del informe elaborado por Mueller sobre su investigación acerca de la trama rusa

La asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway dudó hoy de que el presidente Donald Trump efectivamente dijera que era el fin de su Presidencia al enterarse del nombramiento de Robert Mueller como fiscal especial para investigar la llamada trama rusa.

“No le he oído ninguna vez decir ‘este es el fin de mi candidatura, este es el fin de mi Presidencia‘. Nunca le he oído pronunciar esas palabras y hemos estado juntos en situaciones bastante imposibles, duras”, dijo Conway a la cadena de televisión Fox News.

La asesora indicó que Trump ha lidiado “con situaciones bastante imposibles que quizás hubieran roto a cualquier otro hombre o mujer”.

“Y todo mientras nos daba la mejor economía que algunos de nosotros nunca hemos visto“, señaló Conway.

El Departamento de Justicia publicó esta semana una versión censurada del informe elaborado por Mueller sobre su investigación acerca de los presuntos lazos entre miembros del equipo electoral de Trump y Rusia, y la posible obstrucción a la justicia del mandatario.

El documento concluye que no hay “pruebas suficientes para apoyar cargos criminales” relacionados con los “numerosos contactos entre individuos vinculados al Gobierno ruso” y la campaña de Trump, pero arroja dudas sobre una posible obstrucción a la Justicia.

El fragmento más comentado del informe es el que relata la reacción de Trump en mayo de 2017, cuando el entonces fiscal general, Jeff Sessions, le informó de que el Departamento de Justicia había nombrado a Mueller para continuar con la investigación sobre Rusia tras el despido del entonces director del FBI, James Comey.

“Oh, Dios mío. Esto es terrible. Este es el fin de mi Presidencia. Estoy jodido“, aseguró Trump, según las notas que entonces tomó la jefa de gabinete de Sessions, Jody Hunt.

El mandatario presionó sin éxito a Sessions para que tomara las riendas de la investigación, y en junio de 2017 ordenó despedir a Mueller en una llamada con el abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, pero el letrado se negó y amenazó con dimitir.

Desde la difusión del informe censurado, que contiene tachaduras, Trump ha estado tuiteando mensajes defendiendo que el documento le da la razón y que no hubo ninguna obstrucción a la justicia ni conspiración con Rusia.

Este domingo publicó varios tuits y en uno de ellos aseguró que “los Odiadores de Trump y los Demócratas Enfadados que escribieron el Informe de Mueller estaban devastados por el hallazgo de que no hubo ninguna Conspiración”.

Aseguró que esa pesquisa no es más que un “hit job’ (asesinato premeditado con fines políticos) que nunca debería haberse permitido que comenzara en primer lugar”.