Los reyes asisten en la catedral de Palma a la misa de Pascua

Al lado del rey estaba sentada doña Letizia y en los asientos traseros la princesa de Asturias, la infanta y la reina Sofía

Los reyes Felipe y Letizia, junto a sus hijas y doña Sofía, asisten este domingo en la catedral de Mallorca a la misa del domingo de Pascua.

Los miembros de la familia real, a los que en esta ocasión no se ha unido el rey Juan Carlos, han llegado a la puerta del templo mallorquín poco antes del mediodía en un vehículo conducido por Felipe VI.

Al lado del rey iba sentada doña Letizia y en los asientos traseros la princesa de Asturias, la infanta Sofía y la reina Sofía.

En medio de una fina lluvia de la que la reina Letizia se ha protegido con un paraguas que portaba ella misma, se han apeado del vehículo entre aplausos de los centenares de personas que esperaban su llegada y que han lanzado gritos de viva España y viva el rey.

Tras ser recibidos por la delegada del Gobierno en Baleares, Rosario Sánchez, los miembros de la familia real han posado sonrientes para los numerosos informadores gráficos que aguardaban a las puertas de la catedral donde hace un año recogieron un momento de tensión entre la reina Letizia y doña Sofía por una foto con las hijas de los reyes.

El rey se ha situado en el centro, a su derecha se han colocado la reina Letizia y la princesa de Asturias, y a su izquierda, la infanta Sofía y doña Sofía.

Tras saludar al obispo de Mallorca, Sebastià Tartavull, y al dean de la catedral, Teodor Suau, han accedido al interior del templo, y en su recorrido hasta el lugar reservado para ellos han ido saludando también a numerosos fieles.

Ya en el primer banco de la catedral y antes del inicio de la misa, Felipe VI, doña Letizia y la reina Sofía han intercambiado comentarios informales que han seguido atentas y sonrientes la princesa de Asturias y su hermana.