La alianza de Sánchez con Iglesias no le da la mayoría y JxCat y ERC quieren condicionarle sin renunciar a la independencia

“Nos jugamos una gran fuerza que defienda el referéndum o caer en el riesgo de un nuevo 155. Y si el PSOE es fuerte y tiene el apoyo de Cs tendremos el 155. El debate es 1-O o 155, represión y judicialización”. Estos son los términos en los que el independentismo se plantea la cita con las urnas del próximo día 28, tal y como lo ha expresado el exlíder de la ANC, Jordi Sànchez, que este domingo ha podido ofrecer otra rueda de prensa desde la cárcel de Soto del Real con autorización de la Junta Electoral Central. Y lo cierto es que el PSOE no tiene la fuerza suficiente para prescindir del apoyo de los partidos nacionalistas, según las últimas encuestas. Las publicadas por ‘El País’ y ‘El Mundo’ muestran que los socialistas necesitan a otras formaciones al no lograr la mayoría absoluta en solitario.

La cuestión es que los independentistas no van a dar su apoyo a cambio de nada. Ya lo dijo el líder de ERC, Oriol Junqueras, en el primer mitin que dio desde prisión, y lo ha reiterado este domingo en el segundo, en el que además ha hecho una cerrada defensa de la república catalana y ha confiado en que un abrumador resultado a favor de los republicanos acerque a la libertad a los líderes del procés que están siendo juzgados y que permanecen encarcelados. “Ganemos las elecciones. Nos tenéis que hacer libres con vuestros votos”, ha dicho.

El también republicano Raül Romeva, se ha unido a la reivindicación de la independencia y ha asegurado que su situación actual de cárcel no ha variado este objetivo: “Quien diga que hemos renunciado, miente”. Según él, la independencia es un proyecto para todos los catalanes sea cual sea su origen, lengua o ideología, por lo que ha asegurado que así lo seguirá defendiendo al margen de lo que le depare el futuro: “Nunca, nunca, nunca, ni presos ni exiliados nos hemos rendido ni nos rendiremos”.

Las declaraciones de Junqueras y Romeva auguran una negociación casi imposible y un resultado imprevisible para la gobernabilidad, si en las elecciones del próximo domingo se cumplen las expectativas de las encuestas. Según ‘El País’, el PSOE obtendría 129 escaños y el 28,8% de los votos en las elecciones generales del 28 de abril. Sánchez tendría en solitario más representación parlamentaria que el PP y Ciudadanos juntos, pero no le bastaría con el apoyo de Podemos (13,2% de votos y 33 escaños) y Compromís (0,6% de votos y 3 escaños) al quedarse en 165 escaños, once menos de los que necesita para la mayoría absoluta.

Ciudadanos tendría el 14,1% de los votos y 49 escaños que sumados a los socialistas darían 178, más que suficientes para no tener que contar con nadie más. Pero esa alianza parece cada vez más improbable habida cuenta del empeño con el que Albert Rivera y los suyos reiteran estos días su negativa a aceptarla. No obstante, el bloque de la derecha tampoco alcanza la mayoría absoluta ya que el PP se anotaría su peor resultado histórico con el 17,8% de los votos y 75 diputados que, con los 49 del partido naranja, se quedan en 124, por debajo incluso del PSOE en solitario. Los 32 del Vox (12,5% de los votos) solo le permiten alcanzar los 156 escaños, 20 menos de la mayoría absoluta.

Así las cosas, a los socialistas solo les queda la opción de tratar de recomponer la mayoría de la moción de censura contra Rajoy. El apoyo del PNV, con 0,7% de los votos y cinco diputados, más el de ERC (3,8% y 13 diputados), además del respaldo de Podemos y Compromís, les colocaría con una holgada mayoría de 183 votos.

En cuanto a los pactos preferidos por los encuestados, un 36,8% opta por un acuerdo de gobierno entre el PSOE, UP y los nacionalistas e independentistas; un 22%, por una coalición entre el PSOE y CS; un 22,7% es partidario de un gobierno entre PP, Cs y Vox y un 18,5% no tiene preferencias. El líder y candidato de Unidas Podemos obtiene una valoración de un 2,3; Pablo Casado, del PP, un 2,1 y Santiago Abascal, de Vox, un 1,7.

Según la encuesta efectuada por 40dB, a una semana de las elecciones, aún hay un 26 % de indecisos y de ahí la importancia de los debates que se van a celebrar este lunes y el martes en RTVE y Atresmedia.  El candidato a presidente de Gobierno más valorado en una puntuación del 1 al 5 es el del PSOE, Pedro Sánchez, con un 2,7, seguido por el de Cs, Albert Rivera, con un 2,5.

También la encuesta realizada por Sigma Dos para ‘El Mundo’ llega a conclusiones parecidas. Los bloques formados por los partidos de izquierdas -PSOE y Unidas Podemos- y por los de derechas, -PP, Cs y Vox-, podrían lograr 174 escaños en las próximas elecciones, si bien los socialistas tendrían más posibilidades para formar gobierno con la suma de nacionalistas o independentistas.

Según esta encuesta, las elecciones del 28-A darían el 30,3% de votos al PSOE, lo que supondrían entre 122 y 133 escaños. Unidas Podemos obtendría el 13,2% de votos y entre 30 y 41 parlamentarios. El PP, que sería la segunda fuerza más votada con un 20,1% de votos lograría entre 74 y 86 escaños; Cs, un 15% de votos y entre 48 y 56 diputados, y Vox, el 10,2% de votos y entre 20 y 32 parlamentarios. ERC sacaría el 3,8% de votos y 15 escaños, un resultado aún mucho mejor que el que le augura el sondeo de ‘El País’. El PNV alcanzaría el 1,3% de votos y 6 diputados; JxCat, 1,3% de votos y entre 3 y 5 escaños y otros partidos el 4,4% de votos y 4 parlamentarios, uno de los cuales sería para Compromís.

Disqus Comments Loading...