Estado Islámico recomendó al yihadista marroquí de Sevilla esperar para cometer un atentado

El yihadista marroquí Zouhair al Bouhdidi, residente en Sevilla, tenía intención de cometer un atentado de forma individual pero el Estado Islámico (EI) le recomendó esperar hasta recibir nuevas instrucciones, según fuentes marroquíes.

Según dijeron a Efe fuentes de seguridad marroquíes, Al Bouhdidi no fue detenido el miércoles, como se informó en un principio, sino que fue arrestado el pasado martes 9 de abril en la ciudad marroquí de Casablanca.

La fuente dio algunas precisiones a Efe justo después de que el portavoz del Gobierno, el ministro Mustafa Jalfi, se negara a hacer ningún comentario al respecto.

Al Bouhdidi, de 23 años y estudiante de Filología Árabe en Sevilla, ciudad donde reside desde hace varios años, entró a principios de este año en contacto con un líder del Estado Islámico en Siria a través de la aplicación Telegram, la favorita entre los distintos movimientos yihadistas.

El líder del EI, cuya identidad no fue desvelada por las fuentes, le propuso en un primer momento cometer un atentado al estilo de los “lobos solitarios”, pero más tarde le pidió esperar por dos motivos: primero, debía formar una célula terrorista, y segundo, aguardar instrucciones sobre los blancos concretos que debía atacar.

Al Bouhdidi -añadió la fuente- solía visitar sitios electrónicos relacionados con el Estado Islámico, sobre todo aquellos donde se enseña a fabricar explosivos.

La fuente recalcó que la detención de Al Bouhdidi se realizó gracias a la estrecha cooperación entre los servicios de seguridad de España y Marruecos: “Solo a través de esta cooperación podemos enfrentarnos al desafío del terrorismo”, dijo.