El debate a cuatro en el aire: PP, Cs, Podemos y los trabajadores de RTVE rechazan la imposición de Sánchez

Parecía difícil que la polémica sobre el número de debates televisados de la campaña, su formato y sus fechas se enredara más, pero ha ocurrido este jueves. El anuncio de RTVE de cambiar el suyo al 23 de abril, el mismo día que Atresmedia, ha elevado la tensión entre los partidos y ha recuperado las acusaciones de "instrumentalización" de la cadena pública. El PP, Cs y Unidas Podemos ya han anunciado que asistirán, "como tenían comprometido", al debate de Atresmedia. La 'imposición' de Moncloa ha desatado también una crisis en el ente público: sus trabajadores han pedido que RTVE apueste por la imparcialidad y no ajuste su programación a la propuesta de un único partido político. Pese a ello, Sánchez insiste en que sólo participará en el debate de RTVE el 23 y se ha abierto a discutir con segundos espadas de PP, Unidas Podemos y Cs si sus líderes deciden estar el mismo día en el debate de Atresmedia.

De esta forma, la corporación pública ha decidido modificar su propuesta inicial de celebrar este debate el lunes 22 y pasarlo al martes 23, coincidiendo con el previsto en Atresmedia.

La Junta Electoral Central no permitió celebrar un debate a cinco en Atresmedia el 23 de abril por incluir a Vox e incumplir la obligación de proporcionalidad, y la cadena ha anunciado su intención de celebrar su propio debate, con o sin Pedro Sánchez.

Sánchez había aceptado en un principio asistir al debate que iban a retransmitir Antena 3 y La Sexta, pero tras la decisión de la JEC de que no podía participar Vox al no tener representación parlamentaria, el jefe del Ejecutivo se inclinó por celebrarlo en la televisión pública.

RTVE explica en un comunicado su “responsabilidad social de facilitar las condiciones para que el debate entre los partidos políticos y sus líderes contribuya a formar la opinión política de los ciudadanos”.

La corporación pública recuerda que “los partidos políticos tienen la facultad de establecer los términos en los que se deben producir los debates electorales”. “RTVE, como medio de comunicación público, está comprometida legalmente a disponer espacios electorales en los que el contraste de ideas políticas resulte esencial”, resalta en su comunicado.

La corporación pública recuerda que presentó en la Junta Electoral su plan de cobertura informativa que incluía dos debates, uno de ellos a seis, celebrado el pasado día 16, y otro con los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno.

El debate será conducido por Xabier Fortes y se emitirá en directo desde el Estudio 1 de Prado del Rey por La 1, Canal 24H, RTVE.es, RNE y además por TVE Internacional y Radio Exterior. RTVE ofrece gratuitamente la señal a todos los medios audiovisuales españoles.

El PP mantiene que irá al debate de Atresmedia

Sin embargo, el Partido Popular ha anunciado en un comunicado que asistirá, “como tenía comprometido”, al debate de Atresmedia programado para el martes 23. El PP recuerda a RTVE que les había invitado en principio a un debate el día 22 y que a ese no tienen problema de asistir, tal y como manifestaron tras recibir dicha invitación.Y a continuación critica a RTVE que haya cambiado de fecha: “TVE ha emitido hoy un comunicado antes de ponerse en  contacto con el PP alterando la fecha inicialmente establecida. Nos parece inaceptable que la televisión pública, de la que se espera esté al servicio de todos, actúe al dictado del candidato socialista”.

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha confirmado este jueves que acudirá el día 23 de abril al debate a cuatro organizado por el grupo Atresmedia porque es una “persona de palabra” y ha acusado a Sánchez, de “instrumentalizar” la televisión pública al contraprogramar con un debate también el día 23, lo que ha calificado de “trágala al dictado” de la sede socialista de Ferraz.  “Soy una persona de palabra y cuando doy la mano a alguien cumplo con lo que se me ha propuesto y por lo tanto no vamos a cambiar nuestros planes por mucho que Pedro Sánchez quiera instrumentalizar la televisión de todos los españoles para su agenda”.

Casado ha recordado que el PP recibió el pasado 26 de febrero la carta de RTVE -una misiva que ha difundido el partido– proponiendo un debate a cuatro el día 22 de abril y ha añadido que su partido dijo entonces que “sí” a esa oferta de la televisión pública, igual que aceptó un debate a cinco el día 23 como le planteó Atresmedia y el cara a cara que propuso el grupo Mediaset el 16 de abril. “Lo que no puede ser es que se juegue con los españoles, con sus impuestos que pagan la televisión pública y con los espectadores de otras dos cadenas privadas, que hacen su labor en campaña electoral”, ha proclamado el presidente del PP, para añadir que lo que está ocurriendo es “inaceptable”.

Dicho esto, ha recalcado que el PP no se va a “plegar a los caprichos de Pedro Sánchez”, dado que tiene la “agenda despejada” el domingo, lunes y martes. Tras criticar que rechace un ‘cara a cara’, ha señalado que lo que es una “ofensa” a los españoles es que “utilice TVE a su antojo”, intentando que “pasen por el aro” los partidos políticos, los espectadores, los accionistas y los medios de comunicación. “Esto no es Venezuela, esto no es ‘Aló presidente'”, ha exclamado, en alusión al programa televisivo de Hugo Chávez.

A su entender, si hay un compromiso de fechas, en cadenas y en candidatos para debatir “solo tiene que dar la cara”. Sin embargo, ha acusado a Sánchez “esconderse” y tener “miedo” a debatir. “Nosotros no estamos al dictado de las estrategias de campaña del señor Sánchez”, ha abundado, para señalar que el candidato socialista solo quiere hablar de Franco y no de que está pasando en Cataluña, la deuda, el paro o las “corruptelas” que ha encontrado el PP en la Junta de Andalucía. Es más, ha dicho que esta actitud de Sánchez evidencia que “desprecia a la opinión pública, a sus adversarios y a los medios de comunicación”. “Y eso no se puede tolerar. Estamos en una democracia que es un régimen de opinión pública”, ha aseverado, para acusar a Sánchez de venir a decir a los demás lo que “tienen que hacer”.

Tras asegurar que Sánchez ha puesto la Semana Santa como “parapeto” y lo ha hecho con “mala idea” al fijar las elecciones el 28 de abril, ha afirmado que ya “el colmo” es que no haya un cara a cara entre los candidatos de PP y PSOE y encima contraprograme con un debate “cuando ya estaba ofertado” en Atresmedia hacer un debate a cuatro. “Yo voy a ir al plató de la cadena en la que me comprometí día 23 que es Atresmedia e iré al plató de la cadena con la que me comprometí el día 22 si así lo tiene a bien la administradora de TVE, que parece otra asesora de Sánchez porque está a su dictado”, ha afirmado, para denunciar que Rosa María Mateo haya llamado a su partido “con el comunicado ya emitido” fijando el debate el día 23.

En este sentido, Casado ha criticado que Mateo haya contactado con el principal partido de la oposición para decirle que RTVE había sacado un comunicado y que “o lo acepta o se aguanta”. “No estamos en Venezuela, estamos en el reino de España, en una democracia consolidada”, ha reiterado. Por todo ello, el presidente del PP ha asegurado que Pedro Sánchez “tendrá que elegir si va a hacer una entrevista en solitario a TVE el martes 23, de los que le gustan a él”, con “jaboncito”, o va a debatir con sus adversarios el día 23 en Atresmedia. Eso sí, ha dicho que si quiere hacer el debate el día 22 en TVE “allí” estará también porque “no tiene nada que ocultar”.

Rivera e Iglesias también rechazan el debate de RTVE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado también que acudirá al debate de Atresmedia convocado el día 23, a pesar de que RTVE lo ha fijado también esa fecha, y ha acusado al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, de “querer esconderse de los españoles y no hacer debates”. Rivera ha considerado un “escándalo” la propuesta de RTVE de organizar el debate a cuatro el 23 y ha asegurado que mantendrá su compromiso de participar en el organizado por Atresmedia ese día y muestra su disposición a estar en el de la televisión pública el 22.

“Sánchez quiere esconderse de los españoles y no hacer debates, utilizando a la TVE que pagamos todos para intentar salirse con la suya. Para eso se cargó el concurso público. Es un escándalo. Nosotros mantenemos nuestro compromiso con Atresmedia el 23 y con TVE el 22”, ha dicho el candidato de Cs en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha denunciado que RTVE no puede ser el “instrumento partidista” de ningún Gobierno y ha rechazado su propuesta de celebrar el debate a cuatro el martes 23 de abril, coincidiendo con el previsto en Atresmedia.

“RTVE no puede ser el instrumento partidista de ningún Gobierno. Nos invitó a 4 candidatos el 22. 3 aceptamos ir ese día y ahora, tras una llamada de Moncloa, RTVE pretende cambiar el debate al 23 porque Sánchez no quiere 2 debates. Rosa María Mateos debe rectificar”, ha escrito Iglesias en Twitter.

El PSOE se aferra al debate de RTVE

Tras el rechazo del PP, Podemos y Ciudadanos, el candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, ha insistido en que sólo participará en el debate de RTVE el próximo 23 de abril y se ha abierto a discutir con segundos espadas de PP, Unidas Podemos y Ciudadanos si sus líderes deciden estar el mismo día en el debate propuesto por el grupo privado de televisión Atresmedia.

En una entrevista en Onda Cero, ha culpado a la JEC de la situación creada en torno a los debates electorales, por prohibir a Vox participar en el que iba a organizar Atresmedia; una resolución que ha dicho que “acata”, pero que “no comparte”. A ese respecto, ha sostenido que “el debate a cinco es el que se tiene que hacer en esta campaña” y ha asegurado que él “estaría dispuesto a ir a dos debates si el formato es distinto”, es decir, si es uno a cuatro bandas y otro a cinco.

Convencido de que la decisión de la JEC “beneficia a la ultraderecha”, ha recalcado que ha sido este órgano el que ha “cambiado las condiciones del debate” y que, dado que las nuevas condiciones suponen elegir el mismo formato en la televisión o pública o privada, lo mejor es hacerlo en la pública porque garantiza una mayor “difusión”.

Sánchez ha defendido además la “profesionalidad” de RTVE frente a los que creen que un debate en la televisión pública es más “amable” con él que en la privada. “He escuchado a líderes políticos y a algunas personas vinculadas con distintos medios de comunicación decir poco menos que el debate en la RTVE es el más amable con el presidente del Gobierno y eso es poner en cuestión la profesionalidad y no creo que sea justo para la RTVE”, ha opinado.

Tras asegurar que tiene “muchas ganas de debatir” y que él es un defensor de los debates en campaña, ha descartado el ‘cara a cara’ con Pablo Casado con el argumento de “¿y qué ocurre con Ciudadanos y Podemos?” y ha apelado al “consenso para regular los debates la próxima legislatura”.

Horas antes, el Comité Electoral del PSOE reiteró la voluntad de  Sánchez de participar en el debate a cuatro planteado por RTVE para el día 23 y replicó al resto de candidatos que “todos tienen disponibilidad ese día”. “Los debates los organizan los medios de comunicación, no los partidos políticos, por lo que desde el PSOE únicamente podemos reiterar nuestra decisión de participar en el debate organizado por parte de RTVE”, ha señalado en un comunicado.

El PSOE, según la nota, desea que el debate tenga la mayor difusión y audiencia posibles, y que la señal en abierto pueda ser emitida por todos los medios de comunicación que así lo decidan. “Tenemos el máximo interés en que la ciudadanía conozca tanto nuestro proyecto de progreso para España como las falsedades e insultos continuos que protagonizan la campaña de las tres derechas”, ha añadido. Por esa razón, el Comité Electoral del PSOE reitera, una vez más, la disponibilidad de Sánchez para debatir el martes, 23 de abril, con el resto de candidatos en la cadena pública, “fecha en la que todos tienen disponibilidad”.

Malestar en RTVE

Los Consejos de Informativos de TVE, RNE e RTVE.es no comparten la decisión de la Corporación RTVE de proponer el martes 23 de abril como fecha para celebrar el debate a cuatro coincidiendo con el previsto en Atresmedia. “El Consejo de Informativos cree que RTVE debe apostar por la imparcialidad y no ajustar su programación a la propuesta de un único partido político, sea el que sea, sino favorecer que el debate a cuatro se celebre en la radiotelevisión pública conforme estaba previsto, y no aceptamos que ninguno de los partidos pretenda imponer su criterio”, defienden en un comunicado.

En este sentido, exigen que se deje a los profesionales de la información que conforman RTVE que sean los que organicen la forma de realizar el debate. También piden a las partidos políticos que no utilicen a RTVE y al debate como un “arma arrojadiza” durante la campaña electora.

El Consejo de Informativos de la corporación, secundado por más de 44.000 firmas, defiende así la “necesidad” de que dicho debate se celebre en la radiotelevisión pública, sin oponerse a que se celebre en otros medios de comunicación. “Como representantes elegidos por los trabajadores de los Servicios Informativos de RTVE, nos gustaría que esta decisión se hubiera tomado teniendo en cuenta los criterios de estos órganos consultivos”, subrayan los trabajadores del organismo público.

A esta crítica se ha unido el periodista Xabier Fortes, elegido por RTVE para conducir el debate a cuatro el próximo 23 de abril, quien ha cargado contra el cambio de fecha de este encuentro, propuesto inicialmente para el día anterior, al entender que “pone en entredicho la imagen de independencia” de la corporación. “Quiero expresar mi más absoluto desacuerdo con la decisión de la presidenta de RTVE de modificar la fecha fijada para el debate a cuatro y pasarlo al día previsto por una cadena privada, poniendo así en entredicho la imagen de independencia de RTVE por la que tanto hemos peleado”, ha señalado en un ‘tuit’.

RELACIONADO