Jordi Sànchez, desde la cárcel: “Tarde o temprano el PSOE aceptará la vía del referéndum”

El cabeza de lista de JxCat al Congreso por Barcelona, Jordi Sànchez, ha abierto la puerta este jueves a que su formación se convierta en "socio estable" del PSOE de Pedro Sánchez tras las elecciones generales del 28 de abril si acepta contemplar un referéndum como "solución" para Cataluña.

Sánchez ha protagonizado este jueves la rueda de prensa del ciclo electoral que organiza la Agencia Efe en Barcelona, en cumplimiento de una resolución de la Junta Electoral Central (JEC), que autorizó anoche al candidato de JxCat a participar en él desde el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) y por vía telemática.

Jordi Sànchez ha recalcado que el “referéndum debe poder formar parte de la mesa de diálogo” y, aunque JxCat “no impondrá la solución”, tampoco “aceptará restricciones ni limitaciones para dialogar”, ya que su formación no está pidiendo “la luna” sino que los catalanes “puedan escoger”, por lo que ha pedido al PSOE “sentido de responsabilidad” porque “necesita encontrar un socio estable para garantizar” la gobernabilidad en estos cuatro años.

Su condición a los socialistas tras el 28-A es que Pedro Sánchez asuma el “compromiso de que se pondrá manos a la obra para encontrar una solución que pase por las urnas, por un referéndum”.

Sànchez ha llamado este jueves a ERC a la “unidad” de acción después de las elecciones del 28 de abril, para poder “condicionar” juntos a Sánchez, en una hipotética negociación para su investidura.

Jordi Sànchez ha recordado que su deseo era que JxCat y ERC concurriesen juntos a estas elecciones pero, como esto no ha sido posible, ha pedido “mirar al futuro” y labrar la unidad después de los comicios para afrontar una eventual negociación con el PSOE.

“El 28A lo que está en juego no es solo quién gobierna, sino, por encima de cualquier otra consideración, quién condicionará a Pedro Sánchez. Y la unión soberanista ayudará, y mucho, a obtener una vía de acuerdo que hasta ahora no ha sido posible por la actitud del Gobierno socialista”, ha afirmado.

En este sentido, el número uno de JxCat al Congreso por Barcelona ha dicho que “en absoluto” se siente traicionado por ERC, partido con el que comparte “proyectos” no solo de pasado, sino “de futuro”, pese a la negativa de los republicanos a una lista unitaria.

Sànchez ha tendido así la mano no solo a ERC, sino también “a los comunes y a parte de los socialistas que quieren que se acabe con este bloqueo que impone la política española”, para que juntos “tengamos la capacidad de sentarnos en la mesa y ser un bloque para configurar una solución de futuro”.

El exlíder de la ANC ha llamado así a “mirar adelante” y ha garantizado que JxCat lo hará “desde la unidad y la transversalidad” para poner a Cataluña “en el centro de las soluciones”.

Sánchez, al “raca raca” del referéndum: “Cuando digo no es no”

En un acto en Badalona (Barcelona), el presidente Pedro Sánchez ha contestado a Jordi Sànchez criticando que los independentistas sigan con el “raca raca” del referéndum.  Ha replicado que el PSOE es la “garantía de que no va a haber referéndum, ni independencia, ni se va a quebrar el Estatuto de Autonomía ni la Constitución”. “Cuando digo no es no”, ha recalcado.

“Hoy he vuelto a escuchar que han dicho que quieren el referéndum de autodeterminación y ya habéis visto que cuando digo no es no”, ha dicho el candidato socialista, que ha protagonizado en el centro cultural Blas Infante de Badalona (Barcelona) un acto ante unas 800 personas -500 dentro del recinto y 300 en la calle-, junto a la ministra de Administraciones Públicas y cabeza de lista por Barcelona, Meritxell Batet; y el líder del PSC, Miquel Iceta.

Sánchez, que ha realizado dos intervenciones, una en la calle y otra dentro del centro cultural, ha defendido que Cataluña “tiene que dar un paso al frente”, aprovechar la “oportunidad para pasar pantalla” que tienen el 28 de abril y “decirles que por ahí, no” tanto a los independentistas como a la derecha.

También ha pedido a los primeros que “digan lo que dicen en privado: que la independencia no se va a producir” y que han “engañado” a la gente. “¡Que sean valientes y lo digan”, les ha retado. Tras acusarles de “fracturar la convivencia” en Cataluña, ha puesto como ejemplo de lo que puede pasar el “callejón sin salida” en que se encuentra el pueblo británico.

Frente a eso, Sánchez se ha reivindicado como el garante de la convivencia, la limpieza política y la justicia social, y ha apuntado que lo que necesitan los catalanes son “soluciones” y no el discurso ‘ad aeternum’ de los partidarios del procés.

En pleno Jueves Santo, el candidato del PSOE ha hecho su primera visita a Cataluña, a la que volverá la semana que viene, dadas sus buenas expectativas electorales. Los socialistas calculan que podrían doblar los siete diputados que obtuvieron en el Congreso en 2016 y se disputan con ERC ser los más votados el 28A.

“Hay que estar animados y optimistas. Estamos muy cerca de poder gobernar este país con una mayoría amplia con la que no tengamos que depender más que de nuestras fuerzas”, les ha dicho a los socialistas catalanes.

Ha reivindicado también que el PSOE “siempre ha defendido la integridad territorial, la soberanía nacional y la Constitución Española” y que el autogobierno es el compromiso histórico de los socialistas con Cataluña.

Una Cataluña que “es de todos”, aunque la derecha y los independentistas la quieran “para ellos solos”, ha acusado, y ha argumentado que “ser moderado es una forma de vivir, no una ideología”.