Detenido en Marruecos un yihadista que planeaba atentar en la Semana Santa de Sevilla

La Policía ha registrado durante casi tres horas el domicilio del arrestado que desde hace un año y medio vivía junto a sus padres y tres hermanas en el barrio de Su Eminencia de la capital andaluza

La Policía Nacional y los servicios de información españoles y marroquíes han desarrollado una operación antiterrorista que ha culminado con la detención en Marruecos de un presunto yihadista que supuestamente tenía previsto atentar en Sevilla, según ha informado el Ministerio del Interior.

Los agentes de la Policía han registrado durante casi tres horas el domicilio del presunto yihadista que, según los vecinos, desde hace un año y medio vivía junto a sus padres y tres hermanas en el barrio de Su Eminencia de la capital andaluza.

Los agentes comenzaron el registro de la casa, situada en el número 88 de la calle Ortega y Gasset, a las 15.30 horas de este miércoles y lo concluyeron sobre las 18.15 horas. Durante el registro, hecho en presencia de familiares del detenido, la Policía ha intervenido documentación y material informático que debe analizar y no ha detenido a ninguna persona más, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Los vecinos han señalado a los periodistas que hace diez días fue cuando vieron por última vez en Sevilla al sospechoso, que ha sido detenido en Marruecos, al parecer cuando visitaba a su abuela, que está enferma.

El barrio donde reside el detenido está formado por viviendas humildes de tres plantas como máximo y calles estrechas, y es visible en la zona la presencia de numerosos marroquíes, ninguno de los cuales ha admitido conocer al detenido ni a sus familiares, mientras que otros se han mostrado “sorprendidos” por la detención.

Según fuentes de la Universidad de Sevilla, el detenido cursa estudios de filología árabe y pidió a los profesores poder faltar los viernes para acudir a los rezos de la mezquita, que se celebran habitualmente a las 13.00 horas.

Durante el registro policial de la vivienda, los agentes han cortado el tráfico en la calle ante la presencia cada vez más numerosa de periodistas y de residentes del barrio. La casa tiene entrada directa desde la calle tras atravesar un pequeño patio, un balcón en la primera planta y una azotea, y un cartel de la fachada de azulejos blancos anuncia que tiene contratado un servicio de seguridad. Tras el registro, las ventanas y el balcón permanecían completamente cerradas y la luz de la calle situada encima del número 88 estaba encendida.

Según el Ministerio de Interior, en este contexto, la semana pasada ya se acordó reforzar los dispositivos de seguridad y de las capacidades de información, de control y de seguimiento antiterrorista por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado, así como del resto de los cuerpos policiales, con motivo de la celebración de la Semana Santa y de las próximas elecciones.

Como consecuencia de esta decisión, se están desarrollando dispositivos específicos en cada una de las ciudades españolas para garantizar la seguridad ciudadana y el normal desarrollo de estos actos.

Este refuerzo se concentra, fundamentalmente, en los espacios y medios de transporte, acontecimientos religiosos, de ocio o lúdicos con alta afluencia de personas y en aquellos lugares estratégicos que son imprescindibles para el normal funcionamiento de la actividad ciudadana.

Incluido en ese refuerzo de la seguridad, el Ministerio del Interior puso en marcha el pasado 12 de abril un amplio dispositivo de Policía Nacional y Guardia Civil en coordinación con policías autonómicas.

Los comentarios de Disqus están cargando....