Ciudadanos promete un 155 ‘inmediato’ en Cataluña y mayor control de los Mossos

El partido de Albert Ribera anuncia en su programa electoral, que ha hecho público hoy, que si gobierna aplicaría "de forma inmediata" el artículo 155 en Cataluña, al tiempo que actualizará los delitos de rebelión y sedición y reforzará la Ley de Seguridad Nacional para obligar a los Mossos a defender la Constitución. "Aplicaremos el artículo 155 hasta asegurar el restablecimiento de la Constitución en Cataluña para garantizar la convivencia entre todos los catalanes, así como el respeto a las leyes y las sentencias judiciales", afirma la formación naranja en su "compromiso con los españoles", que es como ha llamado al programa electoral.

Ciudadanos dedica una parte de su programa a “La España de ciudadanos libres e iguales”, en la que deja claro que no pueden tolerar por más tiempo que “Torra (menciona expresamente al presidente de la Generalitat) y los separatistas utilicen las instituciones públicas para sembrar el odio y el enfrentamiento entre los catalanes”. Por eso, se comprometen a aplicar “el artículo 155 de forma inmediata” para garantizar la convivencia en Cataluña, la neutralidad de los espacios públicos y el acatamiento de la Constitución por parte de la Generalitat.

Además, se comprometen a mejorar los instrumentos para “proteger a los españoles de los golpes de Estado en el siglo XXI”, como el que afirman que dieron los separatistas catalanes en otoño de 2017, con el fin de liquidar la Constitución y vulnerar los derechos fundamentales de millones de catalanes.

Con el fin de evitar este tipo de situaciones, Ciudadanos promete actualizar el delito de sedición y rebelión en el Código Penal, prohibiendo los indultos para los condenados por estos delitos, y también la Ley de Seguridad Nacional y la Ley de Estabilidad Presupuestaria para asegurar que la labor de los Mossos d’Esquadra “responde a la defensa leal de la Constitución y que no se destina ni un sólo euro de dinero público a financiar ninguna actividad vinculada al procés separatista”. El partido de Rivera también impedirá que los fugados de la Justicia se puedan presentar a las elecciones o que se beneficien del “dinero de todos” y ve “inadmisible” que se destine dinero público a pagar la “propaganda separatista y los gastos de Puigdemont” y del resto de consejeros huidos de la Justicia en el extranjero.

Retomando una idea que ya expuso el líder del partido, Albert Rivera, Ciudadanos se compromete a “poner fin al adoctrinamiento nacionalista” en las escuelas con la incorporación de una nueva asignatura de Constitución española, troncal y evaluable en toda España, y el refuerzo de la Alta Inspección del Estado. En definitiva, los naranjas recuperan la controvertida Educación para la Ciudadanía del PSOE tan denostada por la derecha en tiempos de José Luis Rodríguez zapatero. Todo ello con la salvedad de que Ciudadanos se fija muy especialmente en el adoctrinamiento que, según dice, se produce específicamente en los centros educativos catalanes, baleares y valencianos.

En el apartado ‘La España de ciudadanos libres e iguales’ de su programa electoral y además de esa materia troncal sobre la Carta Magna, la formación de Albert Rivera asegura que quiere otorgar más competencias a la Alta Inspección del Estado para que actúe con “independencia e iniciativa” para garantizar que la enseñanza impartida en las aulas y el contenido de los libros de texto “no sean contrarios a la ley y a la Constitución”. Asimismo, se compromete a publicar los informes al respecto que redacte este organismo dependiente del Ministerio de Educación.

Ciudadanos garantiza que se pueda estudiar, trabajar y rotular el negocio en español en toda España mediante la aprobación de una Ley Orgánica de Lenguas Oficiales que garantice el uso del español en toda España como “lengua oficial y común” y evite que las distintas lenguas se usen en algunas CCAA como “arma política” para crear ciudadanos de primera y de segunda. En este sentido, establecerá que el conocimiento de una lengua cooficial autonómica nunca sea una barrera para acceder a un empleo público en España, que sea considerada un mérito, pero no un requisito.

En materia fiscal, Ciudadanos plantea deducciones en el IRPF para casi seis millones de familias, que podrán cobrar de manera anticipada desde principios de año en cuotas mensuales. En concreto, propone una deducción de 1.200 euros al año (100 euros al mes) para las familias con 2 hijos y las monoparentales con un hijo, y 2.400 euros al año (200 euros al mes) para las familias con más hijos. Aboga por establecer un tipo marginal máximo en el IRPF del 44% y la supresión en toda España del Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre parientes directos y su reducción en el caso de transmisiones entre otros parientes. En Sociedades, propone reformar el impuesto para “cerrar agujeros y eliminar trampas que facilitan la ingeniería fiscal” y para asegurar que las pymes no paguen tipos efectivos superiores al de las grandes empresas, aproximando la recaudación a la media de la zona euro.

La formación de Albert Rivera defiende los compromisos con Europa en materia de consolidación fiscal, para lo que planteará “cuentas realistas” y la revisión del diseño y aplicación de la regla de gasto. Asimismo, plantea una auditoría “integral” para terminar con los gastos superfluos y reforzar con más medios la revisión del gasto en subvenciones que viene realizando la AIReF para garantizar “que no se malgaste ni un euro de dinero público”.

Sobre el caso concreto del cupo vasco, Ciudadanos insiste en “acabar con el privilegio que supone el actual cálculo arbitrario e insolidario”. Es decir, pide sustituir el sistema actual de cálculo, que considera “quinquenal, opaco y politizado”, por una metodología más estable que elaboraría la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) para contar con un cupo “transparente, objetivo y riguroso”, que asegure la contribución del País Vasco “a la solidaridad territorial” en las mismas condiciones que el resto de CCAA. Un sistema que harían extensible a la aportación navarra. La fórmula elegida es mantener la tijera pero sin molestar demasiado a Unión del Pueblo Navarro, el partido con el que Ciudadanos selló una alianza para las elecciones. En el programa de 2016 la propuesta no era mucho más precisa ya que se establecía “recalcular de manera razonable la contribución vasca y navarra a la Hacienda estatal para evitar desigualdades en el acceso de los ciudadanos a los servicios”.

Por otro lado, Cs quiere que todos los trámites administrativos puedan realizarse a través del teléfono móvil, para lo que pondrá en marcha una Estrategia Nacional de Administración Digital. Al mismo tiempo, se propone armonizar y simplificar la “maraña” de normas autonómicas que, a su juicio, lastran a las empresas, empezando por la aprobación de un nuevo Código Mercantil, al que le seguirán otros en distintas áreas económicas: tributos, finanzas, energía, consumo, competencia, transportes, etc. Asimismo, Cs plantea elevar el umbral de facturación en los pagos fraccionados en el Impuesto de Sociedades y en la liquidación del IVA; crear un nuevo tipo de “auditoría abreviada” para pymes e incentivar que las pymes reinviertan sus beneficios para promover su crecimiento.

El partido naranja se propone aprobar también una Ley de Fomento del Ecosistema de ‘Startups’, que incluirá más incentivos fiscales para fomentar la inversión y la atracción de talento en startups. Así, plantea que las startups innovadoras no paguen impuestos durante los dos primeros años y que su inversión en acciones pueda desgravarse fiscalmente. Cs potenciará además fórmulas de financiación participativa (crowdfunding, crowdlending, etc.) para incrementar la captación de fondos por parte de las startups y regulará la figura de los bancos de pruebas (sandbox).

Mirando a los emprendedores, el partido naranja quiere flexibilizar los requisitos para que los que fracasen en sus proyectos puedan acceder al perdón judicial de las deudas, que además se extendendería a los pagos pendientes con Hacienda y la Seguridad Social. El diseño de este “verdadero mecanismo” de segunda oportunidad para los emprendedores es una de las propuestas empresariales recogidas en el programa electoral de Ciudadanos publicado este martes. Junto a esta iniciativa, el partido naranja recoge medidas para emprendedores que ya ha ido lanzado a lo largo de la campaña, como ampliar a dos años la tarifa plana para nuevos autónomos, que no se paguen cuotas cuando los ingresos no alcancen el salario mínimo o que cobren el paro en las mismas condiciones que los trabajadores asalariados.

RELACIONADO