Cs retira lazos amarillos de la UAB y denuncia los incidentes en la visita de Álvarez de Toledo

Candidatos de Cs a las elecciones generales por Barcelona y diputados de la formación en el Parlament han retirado este lunes varios lazos amarillos que estaban colgados en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). En declaraciones a los medios, la número cinco de Cs por Barcelona a las generales, Carina Mejías, ha anunciado que el partido ha presentado ante la Fiscalía una denuncia por el escrache de la semana pasada en la UAB contra un acto del colectivo S'Ha Acabat por la presencia de la candidata del PP Cayetana Álvarez de Toledo.

Después de la comparecencia, el portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, y Mejías han comenzado a arrancar con una tijera todos los lazos amarillos presentes en la plaza Cívica de la universidad, que este lunes está prácticamente vacía al no haber clases por las vacaciones de Semana Santa.

Mejías ha criticado que la semana pasada “fascistas intolerantes intentaron impedir de forma violenta” un acto constitucionalista de S’Ha Acabat, y considera que esto supone una vulneración de derechos fundamentales, como la libertad de expresión y la libertad de organizar actos. “No nos van a callar. Ni aquí ni en la universidad ni en las calles ni en las plazas ni en el Parlament y ni en ningún rincón de Catalunya”, ha reivindicado.

Ha explicado que han llevado este escrache a la Fsicalía para que investigue “quién estaba detrás de instigar los actos violentos” y ha asegurado que Arran y la CUP están implicadas. En este sentido, ha apuntado que “uno de los diputados del grupo parlamentario de la CUP” instigó el escrache a través de Twitter y que así lo han reflejado en la denuncia, donde hacen referencia al diputado ‘cupaire’ Carles Riera.

En la denuncia, argumentan que ese escrache trataba de “impedir con violencia derechos y libertades fundamentales, promover ilegales contrareuniones con el fin de vulnerar con el uso de la violencia el libre e imperturbado ejercicio de derechos y libertades fundamentales” y ven un agravante en la comisión de un delito por motivos de la ideología de las víctimas”.

Mejías ha defendido que hay indicios claros de que hubo un “delito instigado por el odio y por discriminación intentando silenciar a los que piensan diferente”. También ha lamentado la “pasividad” del Rectorado y el equipo de gobierno de la UAB, ya que, según ella, mira hacia otro lado cuando se producen hechos de este tipo.

Incidentes en Rentería

Además, espera que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y todos los partidos condenen la protesta que hubo el domingo en Rentería contra un mitin de campaña de Cs: “Basta de tolerancia contra los intolerantes, con los que quieren impedir que nos expresemos en libertad”.

Por eso, ha insistido en la necesidad de echar a Sánchez de la Moncloa, porque “mira hacia otro lado cuando grupos radicales ponen en tela de juicio la posibilidad de hablar en libertad en cualquier rincón de España”. “Esperemos que actúen contra estos grupos intolerantes, esperamos un escrito de condena por parte del presidente del Gobierno. Nosotros vamos a trabajar para que Albert Rivera sea presidente del Gobierno y acabe con estas situaciones de intolerancia”, ha añadido.