Sánchez ve el triunfo ‘cerca’ y avisa a los presos del ‘procés’ de que solo dialogará ‘dentro de la ley’

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE en las generales del 28 de abril, Pedro Sánchez, tiene la voluntad de hablar con "todos" los partidos en la próxima legislatura, pero ha avisado al independentismo de que ese diálogo sólo lo llevará a cabo "dentro de la Constitución y del Estatuto de autonomía". No ha sido formalmente una respuesta, pero sí ha sonado a réplica al artículo que varios de los líderes del ‘procés’ que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo publicaron el sábado en ‘La Vanguardia’. En él, se abrían a facilitar un "Gobierno estable", "siempre y cuando" el candidato a la Moncloa "se comprometa a abordar el camino del diálogo y no niegue el referéndum de autodeterminación como una de las opciones de solución".

En el artículo, los dirigentes que se sientan en el banquillo de los acusados mostraban cierta flexibilización de su postura afirmando que pese a su defensa del ejercicio del derecho a la autodeterminación, no puede convertirse en una exigencia irrenunciable. Es más, señalaban que la defensa de la autodeterminación no será una “barrera infranqueable si hay buena voluntad de dialogar”. “Ser firmes y coherentes no equivale a ser inflexibles”, sostenían. Pero tan solo unas horas después Carles Puigdemont ha salido al paso de cualquier planteamiento que menoscabe sus dogmas independentistas. El expresidente de la Generalitat ha dejado claro que la condición “indispensable” para negociar una posible investidura tras las elecciones generales es que la otra parte no niegue y reconozca el derecho a la autodeterminación.

En cualquier caso, no parece que Sánchez vaya a aceptar nada que vaya en contra del esmero con el que trata de desmontar la acusación que vierte contra él la derecha respecto a que está vendido al independentismo y que se ha vuelto a evidenciar este domingo durante un mitin suyo en Las Palmas. El líder socialista tilda de “absurdo” ese razonamiento de la derecha puesto que los independentistas tumbaron su proyecto de Presupuestos Generales del Estado, lo que desembocó en el anticipo de las elecciones. Ahora, el presidente cree que los buenos resultados que le dan encuestas como la publicada este domingo en La Vanguardia sitúan “muy cerca” el triunfo electoral, pero insiste en la necesidad de que el electorado se movilice para que esas buenas expectativas de traduzcan a la realidad.

Según ese sondeo de GAD3 para La Vanguardia, el PSOE con un 31,1 por ciento de los votos obtendría entre 137 y 139 escaños y lidera la intención de voto para las elecciones generales del próximo 28 de abril por delante del PP que con un 21,0 por ciento alcanzaría entre los 81 y 86 escaños. Ciudadanos con un 14,4 por ciento (44-46 escaños), Unidas Podemos con un 11,4 (27-30) y Vox con un 11,2 (26-29) se sitúan a continuación liderando el resto de partidos ERC con un 3,6 por ciento que le reportarían entre 13 y 15 escaños. JxCat obtiene entre 3 y 4 escaños, el PNV 6, EH Bildu 2, Compromis 1 y Coalición Canaria 1.

En Cataluña la primera fuerza sería el PSC, con una cuota electoral del 29% y hasta 18 escaños, mientras que ERC lidera el voto nacionalista y pasaría de los nueve escaños del 2016 a 15 ahora, mientras que JxCat obtendría la mitad de los ocho diputados que consiguió CDC en las anteriores legislativas.También tendría representación Vox con dos escaños por Barcelona, mientras que el PP sufriría un desplome al pasar de seis a dos o tres escaños, y Ciudadanos mantendría su cómputo actual, en torno a cinco parlamentarios.

Para no depender de los independentistas en la próxima legislatura, Sánchez ha pedido el voto para alcanzar una “gran mayoría” que permita al PSOE gobernar en solitario con sus propias fuerzas y poder así traer una mayor “estabilidad” al país, que necesita emprender grandes transformaciones para seguir progresando. “No basta con una gran victoria”, ha asegurado, recordando que lo que precisa el partido es una “gran mayoría parlamentaria”. Para hacerla posible hace falta incluso el aval de aquellos que “nunca” han votado las siglas del puño y la rosa y que sin embargo consideran que, “visto lo visto”, el único “cabal, moderado y sensato” es el PSOE. “A todos debemos llamar a la movilización. Lo otro ya lo vemos: tres siglas, una derecha y cero futuro, así de sencillo”.

El presidente ha subrayado su mensaje de que no tiene enfrente a “tres derechas”, sino a una sola con tres caras. “Actuarán como un bloque. No hay ningún matiz entre las tres. Se parecen a tres gotas de agua entre sí: proponen involución, crispación y cordón sanitario al PSOE”, ha alertado y ha considerado que ese cordón lo levantarán los españoles con sus votos. Sus líderes, ha añadido, “van juntos a todos lados”, juntos “a la plaza de Colón, a tomar un vino”, y “juntitos se irán a la oposición el 28-A”. Sánchez ha repetido varias veces la disyuntiva entre “involución y avance” para expresar lo que está en juego en las elecciones del 28-A. Para el PSOE, ha dicho, se trata de “conquistar mayores cotas de justicia social, procurar la convivencia territorial y desterrar la corrupción y reivindicar la limpieza en el ejercicio de la actividad pública”.

Consciente de que la política de apaciguamiento con el independentismo catalán y el apoyo que recibió de ellos en la moción de censura supone uno de los flancos por donde más le ataca la derecha, Sánchez ha contraatacado cuestionando el patriotismo del PP. “¡Quieren tanto a España que decidieron quedarse con el dinero de todos en sus bolsillos!”, ha denunciado.

La de este domingo ha sido la segunda jornada que pasa el candidato socialista en Canarias, donde ha visitado sus dos provincias. En Las Palmas de Gran Canaria, donde los asistentes se han mostrado especialmente entusiastas, el PSOE aspira a arrebatarle a Nueva Canarias el escaño que consiguió en 2016 cuando los dos partidos se presentaron juntos. En esa ocasión, el PSOE-NC obtuvo dos diputados, Podemos otros dos, el PP tres y Cs uno.

Con numerosos guiños locales en su discurso, no solo de reconocimiento a las “papas arrugás” sino también de crítica al Gobierno autonómico de Coalición Canaria, Sánchez se ha quejado de que nunca ha recibido un voto afirmativo de esta formación en las reformas que ha llevado a cabo en sus diez meses de mandato. Ha dicho también que el Gobierno canario “hace lo mismo que la derecha española, que van a mentira por hora y a insulto por minuto”, y que los socialistas van a “liderar el cambio político” en las elecciones municipales y autonómicas de mayo porque “respetan” Canarias.

RELACIONADO