El Vaticano lleva a los tribunales a 17 curas por doctrina sexual dudosa en Cataluña

Las diócesis de Barcelona y Vic han suspendido de sus funciones a cuatro sacerdotes del Seminari Poble de Déu

Las diócesis de Barcelona y de Vic han suspendido de sus funciones públicas a cuatro sacerdotes y a un diácono del Seminari Poble de Déu (SPD), que están siendo investigados por la Congregación por la Doctrina de la Fe, han explicado fuentes de los obispados.

Según ha avanzado el diario ‘El País’, el Vaticano ha llevado a los tribunales eclesiásticos a 17 curas en Cataluña en relación a las actividades del SPD, que operó entre 1977 y 2017 y permitía la práctica del sexo sin considerarlo pecado, informa el diario. Además, la investigación ha detectado anomalías de “teorías pseudomísticas”, término con que los órganos de vigilancia del Vaticano se refieren a prácticas sectarias.

En un comunicado este domingo, las diócesis catalanas -reunidas en la Conferencia Episcopal Tarraconense (CET)- han explicado que los sacerdotes están siendo investigados “en cuanto a sus opiniones doctrinales y a su aplicación en la vida cristiana”.

Las diócesis implicadas no han respondido igual a la suspensión cautelar que ha ordenado el tribunal canónico de Vic: en los obispados de Tarragona, Lleida y La Seu d’Urgell, los curas investigados siguen ejerciendo.

Fuentes del Arzobispado de Barcelona han explicado que “algunas diócesis no lo han aplicado porque está sub judice”, y subrayan que la suspensión es una medida de precaución, que será el tribunal eclesiástico quien decida las medidas definitivas y que se debe respetar la presunción de inocencia de los 17 investigados.

El Arzobispado de Barcelona no estima una fecha de finalización del proceso, y no prevé que haya más acusados por el mismo caso, que se investiga desde 2013.

Reacción de las diócesis catalanas

Las diócesis catalanas han pedido en su comunicado esperar a la decisión del tribunal canónico y “preservar el derecho a la buena fama y a la presunción de inocencia” de los implicados.

Aseguran que los obispados “siempre han aplicado escrupulosamente lo que establece la Santa Sede en estos casos” y que, si se descubren indicios de responsabilidad penal, lo comunicarán a la justicia ordinaria.

El Arzobispado de Barcelona suspendió el SPD en abril de 2017 por razones “estrictamente de orden teológico”, afirma el comunicado, y la diócesis de Vic ordenó una investigación para esclarecer si alguno de sus miembros había incurrido en un delito canónico.

El SPD fue suspendido tras consultar a la Congregació per a la Doctrina de la Fe y a los obispos de las diócesis de Tarragona, Lleida, Urgell, Vic, Bilbao y Velledupar (Colombia), donde tenía presencia.