El Liverpool gana al Chelsea (2-0) y aguanta el pulso del liderato

El conjunto 'red' está dos puntos por encima del City, que ha doblegado al Crystal Palace (1-3) y, eso sí, tiene un partido menos

El Liverpool se ha impuesto por 2-0 al Chelsea, con un golazo incluido de Mohamed Salah, en el duelo que cerraba el turno dominical de la jornada 34 en la Premier League, aguantando así el pulso por el liderato a un Manchester City que ha doblegado al Crystal Palace (1-3).

La tormenta ‘red’ llegó en el arranque de la segunda mitad, frente a un Chelsea incapaz de igualar el ritmo. Si los primeros 45 minutos habían sido de tanteo entre dos verdaderos ‘gallitos’, el Liverpool dio un golpe sobre la mesa volviendo desatado de los vestuarios.

El senegalés Sadio Mané abrió la cuenta de cabeza en el minuto 51, después de un centro de Jordan Henderson desde la banda derecha. El capitán ‘red’ había caracoleado en ese costado y vio cómo su compañero se desmarcaba hacia el segundo palo, mandando un pase medido para el 1-0.

Casi de inmediato, Salah avivó la fiesta de Anfield con un potente zurdazo desde casi 24 metros. Su golpeo, seco, hizo que la pelota fuese cogiendo altura hasta entrar en la portería de Kepa Arrizabalaga, sin que el guardameta español pudiese repeler el obús del jugador egipcio.

Luego intentó Eden Hazard recortar distancias, con tiro al poste incluido; pero el belga está en otra dimensión ‘blue’ y, en las grandes citas, su calidad este curso no es acompañada por un escudero de garantías. Así, el Liverpool amarró el triunfo para seguir líder con 85 puntos.

Con 83, y un encuentro pendiente de disputar, a su rebufo continúa el equipo entrenado por Pep Guardiola. Así, los ‘citizens’ habían batido pocas horas antes al Palace, gracias en parte a un contragolpe letal que fue otra muestra más de versatilidad para un club con inminentes batallas en la ‘Champions League’, al igual que su rival por el título liguero.

Raheem Sterling rubricó un doblete (min. 15 y 63) antes de que Luka Milivojevic anotase en el 81′ y diese algo de incertidumbre al partido. Sin embargo, el brasileño Gabriel Jesus hizo el 1-3 en un contraataque que permitió cerrar el triunfo de los visitantes en Selhurst Park.