Un grupo de proteínas ayuda a predecir la recaída en el cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es el tumor más frecuente en el mundo, con 30.000 nuevos casos cada año en España

Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y de la Clínica Universidad de Navarra han identificado un grupo de proteínas que predice el pronóstico de los pacientes que han sufrido adenocarcinoma y carcinoma escamoso de pulmón, los dos tipos de cáncer de pulmón más comunes.

El cáncer de pulmón es el tumor más frecuente en el mundo, con 30.000 nuevos casos cada año en España de los que sin embargo solo un 20 % se diagnostica en los estadios iniciales, cuando pueden ser tratados mediante cirugía, aunque además tras la intervención es posible la recaída, incluso en los detectados de forma precoz.

Sin ningún marcador en la práctica clínica actual que indique que pacientes operados tienen mayor riesgo de volver a sufrir la enfermedad y cuáles están completamente curados, la investigación del CIMA y la Universidad de Navarra, dicen estos centros en un comunicado, “permite orientar un tratamiento más personalizado“.

La investigación, publicado en Thorax y Journal of Pathology, revistas de referencia internacional en el ámbito de la medicina respiratoria y de la patología, ha analizado las muestras tumorales de 239 pacientes con adenocarcinoma y de 318 con carcinoma escamoso procedentes de Navarra, Houston (Estados Unidos), las series multicéntricas del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) y del ensayo clínico internacional NATCH.

El objetivo era detectar aquellos pacientes de cáncer de pulmón que tienen mayor riesgo de recaer tras la cirugía y para ello se ha valorado la expresión de dos grupos de proteínas (tres en adenocarcinoma y cinco en carcinoma escamoso).

Los resultados “confirman que la elevada expresión conjunta de estas proteínas determina un peor pronóstico de los pacientes con cáncer de pulmón”, añaden.

Y destacan que son datos “especialmente útiles para orientar un seguimiento personalizado, de manera que los especialistas clínicos puedan plantearse iniciar un tratamiento de quimioterapia complementario después de la cirugía en los pacientes quirúrgicos de mayor riesgo, aunque se encuentren en estadios iniciales”.

Además, en las muestras de adenocarcinoma, los datos preliminares “sugieren que estos grupos de proteínas podrían predecir la respuesta de los pacientes a la quimioterapia“, por lo que a partir de ahora los investigadores trabajarán para confirmar los resultados.