Olazabal se despide y Rahm sigue entre los mejores en Augusta

Jon Rahm se confirmó este viernes como la principal esperanza española en el Masters de Augusta de 2019 ya que tras su excelente arranque del jueves, conseguía mantenerse en la jornada del viernes entre los mejores a mitad del recorrido, en una jornada en la que Olazabal (+13) hizo las maletas tras repetir la mala actuación de su estreno y en la que Sergio García, que transitaba con cuatro sobre el par por el hoyo 12, luchaba por pasar el corte. Cabrera Bello (-1) cuajó una gran actuación ya que tras hacer un +1 en la jornada del jueves, este viernes firmó dos bajo el par y se mantiene con opciones para el fin de semana, al que llega con -1. Sobre las 23.06 hora española, la jornada se suspendía por tormenta eléctrica, con Rahm séptimo y cinco bajo par, a dos golpes de la cabeza y Tiger Woods protagonizando una espectacular remontada que le había llevado hasta un tres bajo par.

La despedida de Olazabal llegó muy pronto. Si el jueves cerraba la jornada con 252 golpes y 6 sobre el par, este viernes el de Fuenterrabía firmó una tarjeta de 253 impactos y 7 sobre el par, cuando el corte estaba proyectado en +3. Adiós por tanto demasiado prematuro para un jugador que este año celebraba el vigésimo y el vigésimo quinto aniversario de sus dos victorias en el major de la ‘chaqueta ‘verde’. Otros nombres ‘ilustres’ como los de Paul Casey, Ian Woosnam, Vijay Singh y Ángel Cabrera seguían su mismo camino.

Buen comienzo del jueves

Rahm, que terminó cuarto el año pasado, vivió el jueves su mejor inicio en sus tres participaciones y lideró a la ‘Armada’ española.

El de Barrika no había logrado bajar del par en sus primeras rondas de 2017 (73, +1) y 2018 (75, +3), pero le cogió el pulso al recorrido para firmar unos óptimos 69 golpes.

Rahm tuvo un buen comienzo con dos ‘birdies’ consecutivos en los hoyos 3 y 4, pero se vio frenado por el ‘bogey’ del 5 y, sobre todo, por el del par 5 del hoyo 8. Afortunadamente, reaccionó rápidamente con un nuevo ‘birdie’ antes de afrontar la segunda parte del recorrido donde estuvo mucho más sólido.

Así, el jugador español logró salir airoso de los siempre complicados hoyos 11, 12 y 13, y con dos ‘birdies’ se puso con un esperanzador -3 que no pudo mejorar y que le deja a tres golpes de los dos primeros líderes, los estadounidenses Brooks Koepka y Bryson Dechambeau, que hicieron 66 (-6).

Leer más noticias sobre