Arrimadas quiere intervenir TV3 por ser ‘una máquina de manipulación e incitación al odio’

Inés Arrimadas, candidata de Ciudadanos al Congreso por Barcelona en las elecciones del 28-A y líder de la oposición en Cataluña, ha sido la primera en pasar por TV3 tras el arranque de la campaña. Una vez más, la presencia de un dirigente del partido naranja ha estado marcada por sus ataques contra la televisión pública catalana y una cierta tensión con la periodista que les entrevista en el programa de la mañana. Le ocurrió a Albert Rivera y ahora le ha vuelto a suceder a Arrimadas.

Ciudadanos lleva como una de sus propuestas estrella de cara a las elecciones la aplicación, de nuevo, del artículo 155 en Cataluña porque, según sostiene este partido, es la forma de “garantizar los derechos de los catalanes”, para acabar con el “adoctrinamiento en las escuelas”, los “chiringuitos” independentistas y las “embajadas” en el exterior. Todo esto es lo que ha explicado Arrimadas que, además, ha asegurado que se incluirá a TV3 en la intervención de la autonomía porque “es una máquina de manipulación y de incitación al odio”.

La dirigente se ha quejado de que su partido ha tenido que presentar “de nuevo” otra denuncia ante la Junta Electoral Provincial de Barcelona porque, según ha dicho, “el martes, en el programa Sense Ficció, hicisteis un publirreportaje de candidatos independentistas y de familiares de candidatos independentistas”. Y ante esto, la dirigente ha exclamado: “¡Ya basta!”. Se estaba refiriendo al documental titulado ‘Un procés dins el Procés’ (‘Un proceso dentro del ‘procés’) emitido el 9 de abril a las 22:00 horas, en el que se mostraba cómo viven el encarcelamiento y el juicio de sus seres queridos familiares y personas del entorno de los líderes independentistas que se sientan en el banquillo de los acusados en el Tribunal Supremo.

Por otra parte, la candidata de Ciudadanos ha vuelto a mostrar su “mano tendida” al PP para gobernar tras el 28A y, a la presunta sobre si Cs aceptaría el apoyo de Vox, ha dicho que “ojalá no sea necesario ningún voto más, ni un partido más” para lograrlo. Ha asegurado que Albert Rivera “quiere ser presidente del Gobierno pero no a cualquier precio ni de cualquier manera, no con cualquier socio”, y por ello ha afirmado que si gana las elecciones “no llegará nunca a la Moncloa de la mano de Bildu, Torra o Puigdemont”.

A su juicio, un Ejecutivo de Rivera y el PP “ahorraría dos cosas” a los ciudadanos, ha indicado: la influencia del “separatismo” y de las “políticas populistas de Podemos”. Arrimadas ha descartado nuevamente cualquier pacto postelectoral con el PSOE porque, a su juicio, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “se ha vendido al separatismo” y se ha “podemizado en sus medidas económicas”, y ha dicho que Rivera “antes se va a la oposición que hacer las barbaridades que ha hecho Sánchez”.