Ábalos justifica que Sánchez acuda a un solo debate y rechace el de TVE para que ‘Vox dé la cara’

Tanto la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, como el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, han defendido la decisión del presidente y candidato del PSOE a la Moncloa en las elecciones del 28-A de acudir a un solo debate, el que tendrá lugar en Atresmedia, el día 23, a cinco bandas, con la participación de Vox. La elección ha causado malestar en RTVE, cuyos trabajadores lamentan que Pedro Sánchez no acuda al debate en la cadena pública que, por exigencias legales, ha de ser solo entre partidos con representación parlamentaria, es decir, con la exclusión de la extrema derecha.

“El presidente ha decidido que va a debatir también con Vox porque ha irrumpido con la fuerza que ha irrumpido en Andalucía y no rehúye a debatir con Vox”, ha explicado Calvo en la Cadena SER y ha lamentado que en RTVE no se pueda “legalmente” incluir a partidos que no tengan representación. De todas formas, ha subrayado que eso no significa que el PSOE se ausente de otros debates. “Los socialistas hemos estado siempre en todos los debates”, ha recordado. Mientras tanto, en TVE, Ábalos ha asegurado que “es preciso que Vox dé la cara, que salga de los Whatsapp y de las ‘fake’ diarias”. Por eso, cree que la formación de Santiago Abascal tiene que estar presente en los debates, “más allá del malestar” que le produce el “desarrollo” que está teniendo el partido.

Las declaraciones de los dos miembros del Ejecutivo se han producido después de que el malestar en la televisión pública se haya manifestado en un comunicado que dice lo siguiente: “Los Consejos de Informativos de RTVE consideramos un desprecio hacia la radiotelevisión pública que el PSOE y su candidato hayan rechazado participar en el debate electoral propuesto por TVE”. En el texto también se puede leer: “Ni entendemos ni aceptamos las razones por las que el PSOE y su candidato deciden no apostar por el servicio público y el pluralismo que representa RTVE para un momento y espacio tan significativos como es un debate electoral, y marginar así a la televisión pública en beneficio de la privada”.

Por su parte, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FESP) haya  calificado de “lamentable desprecio al más importante medio de comunicación público” la decisión del presidente. En un comunicado, la FESP asegura que Sánchez debería hacer “exactamente lo contrario” y apoyar la Corporación y ha manifestado que además de aceptar el debate con cinco candidatos en Atresmedia, debería acudir también al que preparaba RTVE solo con los cuatro partidos que han tenido representación parlamentaria en la última legislatura. La Federación de Sindicatos de Periodistas ha pedido al PSOE y a Sánchez que “recapaciten” y que el presidente del Gobierno acceda a participar en el debate electoral en TVE.

A la pregunta de si su partido está alimentando a Vox para perjudicar al PP, Calvo ha respondido que “ojalá no tuviésemos que estar en esta tesitura”, porque si los populares hubiesen hecho bien su trabajo la formación de ultraderecha “no estaría en la situación que está”. Además, ha considerado que si Sánchez no hubiera decidido debatir con Vox, “a lo mejor la estaríamos alimentando más”. Sobre la capacidad de convocatoria de Vox, Calvo ha culpado al PP y a Cs de “inoperancia, de no verlas venir “, lo que ha hecho que ahora sea este partido el que “tira de ellos, el que va marcando pautas” como está ocurriendo en Andalucía, a pesar de no estar en el Gobierno autonómico.

La vicepresidenta se ha referido a otros asuntos relacionados con la campaña que acaba de comenzar como la utilización de la crisis catalana que hacen PP, Ciudadanos y Vox para atacar al PSOE. “Durante siete años ha habido un gobierno incapaz de controlar lo que está pasando en Cataluña y ahora es a este gobierno al que hay que preguntarle qué es lo que ha ocurrido en la crisis de Cataluña”, ha criticado y ha recordado que “cuando el PP llegó al poder no había ni un 10% de independetistas y cuando se fue, un 47%”. Es más, ha hecho hincapié en que con el Gobierno de Mariano Rajoy se celebró un referéndum “atrabiliario” saltándose la ley y la Constitución, cosa que no ha sucedido con el Ejecutivo socialista de Sánchez.

Carmen Calvo no ha querido hablar de pactos postelectorales porque ha asegurado que el PSOE quiere gobernar con su “propia fuerza” pero ha insistido en que la única salida al problema de Cataluña “tiene que ser con diálogo en el marco de la Constitución”. En esa línea, y contra la acusación de pactar con el independentismo que tanto utilizado la derecha contra Sánchez, ha destacado que todos los partidos que concurren a estas elecciones son legales y que la representación que obtengan está amparada por las reglas de la democracia. “Todos vamos a tener que hablar con todos y mientras los partidos que concurran sean legales, vamos a tener que hablar con todos”, ha dicho, y eso incluye a los nacionalistas.

Sobre los pactos, Ábalos ha asegurado también que la intención del PSOE es tener un grupo parlamentario “lo suficientemente fuerte para no depender de nadie más” y “no estar viciados” por los compromisos con otros partidos. Ha diferenciado los pactos “tema a tema” como los que ha realizado el Gobierno esta legislatura con la “coalición” que asegura quieren formar PP, Ciudadanos y Vox, en la que de un partido a otro “se ofrecen gobiernos” y “se intercambian ministerios ocurrentes”. El candidato socialista por Valencia ha criticado al PP por “meterse en charcos” por no tener “un proyecto definido” y ha defendido que en las elecciones del 28 de abril “la decisión es entre futuro y pasado, no entre derecha e izquierda”.

Cómo será el debate a cinco de Atresmedia el día 23

Respecto al desarrollo del debate, un sorteo celebrado en los estudios de Atresmedia ha determinado que Sánchez lo abra y que lo cierre el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. Tras el líder socialista, intervendrán Albert Rivera (Cs), Pablo Casado (PP), Santiago Abascal (Vox) y Pablo Iglesias (UP).

En la intervención final, conocida como el “minuto de oro” con el que se cierra el debate, el orden asignado en ha sido: Casado, Abascal, Sánchez, Rivera e Iglesias. También ha sido el azar el que ha decidido la posición en la que estarán situados los candidatos. El orden, de izquierda a derecha, será: Casado, Abascal, Iglesias, Sánchez y Rivera. El debate que se celebrará cinco días antes de la jornada electoral durará dos horas, no será a golpe de cronómetro y los participantes estarán de pie, con atriles, frente a los moderadores, los periodistas Ana Pastor y Vicente Vallés.

RELACIONADO