Sánchez quiere blanquear en las urnas a los proetarras de Bildu y a los golpistas de ERC

Los dirigentes del PSOE en Cataluña (Iceta), País Vasco (Mendía) y Baleares (Armengol) comprometen la unidad de España y apoyan a los proetarras de Bildu y a los golpistas de ERC

GRAF6673. SEVILLA, 06/04/2019.- El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en el acto electoral que su partido celebra hoy en Sevilla. EFE/Julio Muñoz |

La descarada colaboración del PSOE de Pedro Sánchez con los proetarras de Otegui y Bildu y los golpistas de Junqueras y ERC tiene dos objetivos: que estos partidos le garanticen a Sánchez su permanencia en el Gobierno con la colaboracionista de Podemos y el PNV y que las urnas blanqueen la coalición Frankenstein de Sánchez con proetarras y golpistas.

En lo que se incluye el absoluto desprecio a las víctimas de ETA (ahí también las del PSOE) y bajo lo que se anuncia el compromiso de Sánchez para un nuevo estatuto soberanista del País Vasco (como el que ya preparan Bildu y PNV) y los indultos a los golpistas que resulten condenados en la sentencia delTribunal Supremo.

Todo ello en el menoscabo de España, la legalidad y la convivencia nacional y a mayor gloria de Pedro Sánchez para que siga en el poder al precio que sea y con quien sea.

Por ejemplo, a cambio del reciente apoyo de Bildu en el  Congreso de los Diputados a la convalidación de los decretos de los viernes de Sánchez, el Presidente ha consentido que el PSOE del País Vaco apoye le infame Ley sobre ‘abusos policiales’ que constituye un ataque frontal a las Fuerzas de Seguridad y un blanqueo de ETA.

Algo que ha hecho gustosa la primera dirigente socialista del País Vasco, Idoia Mendía, la que celebró la pasada Navidad cocinando con el ex jefe de ETA Arnaldo Otegui, y que sufrió una dura derrota en los últimos comicios vascos.

Y todo esto en coincidencia con la reciente declaración del líder del PSC Miquel Iceta donde abrió la puerta a un referéndum de autodeterminación en Cataluña, y mientras en Baleares la presidenta socialista Francina Armengol avanza hacia la catalización de las Islas Baleares.

Pero sobre todo con la complicidad de Pedro Sánchez y del PSOE nacional y ahí incluidos los dirigentes regionales Susana Díaz, García Page, Puig y Fernández Vara. Y con Felipe González haciendo chistes sobre Frankenstein y Francoestein, y con la bendición del diario El País, que controlan primeras empresas del Ibex 35.

El blanqueo en las urnas que pretende Sánchez lo están avalando por ahora los sondeos electorales donde el PSOE aparece en un destacado primer lugar en menoscabo de la oposición del centro derecha y de Podemos. Y todo ello camino de un nuevo Gobierno de Sánchez que abrirá en España un vuelco histórico del ámbito territorial camino de un país de corte confederal.

RELACIONADO