Los decretos sociales de Sánchez llegan al Congreso con la regulación de los alquileres en el aire

La proximidad de la campaña electoral marcará este miércoles el debate y la votación de seis reales decretos leyes en la Diputación Permanente del Congreso. Envueltos en la polémica llegan a la Cámara estos decretos, algunos de ellos con medidas e inversiones sociales de calado, como el que equipara los permisos de paternidad y maternidad a partir de 2021 o el que recupera ayudas a parados de más de 52 años. También ha sido discutido el que regula los contratos de alquiler.

El origen de la polémica está en el momento en que el Gobierno los ha aprobado: tras la disolución de las Cortes el pasado 5 de marzo, es decir, en periodo electoral. Con ellos, el presidente, Pedro Sánchez, está cumpliendo el compromiso que adquirió prácticamente desde que anunció el adelanto de los comicios al 28 de abril, que gobernará hasta el último día. Sin embargo, los partidos de la oposición han sido muy críticos, especialmente PP y Ciudadanos, pero también Unidos Podemos, pues ven en los decretos “electoralismo”. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha expresado sus dudas.

En principio, el PP y Ciudadanos han adelantado que votarán a favor del decreto que aumenta hasta las ocho semanas el permiso de paternidad. Sin embargo, corre peligro el segundo decreto de la vivienda de Sánchez. La iniciativa podría decaer si el PNV o ERC, que aún no han decidido el sentido de su voto, optan por no apoyarla.

A estos tres decretos leyes se unirán en la votación de este miércoles otros tres: el que perfila el plan de contingencia a adoptar en el caso de que se produzca un Brexit sin acuerdo, sobre la estiba y el que permite a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos invertir el superávit que hayan acumulado durante los últimos ejercicios económicos.

La Diputación Permanente, que es el órgano parlamentario que gobierna el Congreso tras la disolución de las Cortes, servirá además para que varios diputados digan adiós tras varias legislaturas ocupando escaño, unos porque abandonan la política (José Luis Ayllón, Joan Tardá, Carles Campuzano o Fátima Báñez), otros porque cambian de destino, bien el Senado o bien el Parlamento europeo (Carlos Floriano, Rafael Hernando o Dolors Montserrat).

Forman la Diputación 60 parlamentarios más los cinco de la Mesa, incluida Ana Pastor, y otros 60 diputados han sido designados por los grupos como vocales suplentes. Comparado con los plenos del Congreso, la representación de estos grupos es menor, aunque proporcional. Así, el PP suma 24 diputados, 15 el Grupo Socialista, 12 Unidos Podemos, 6 Ciudadanos, 2 ERC, 1 PNV y 4 el Grupo Mixto (PdeCAT, Compromís, UPN y Bildu).

RELACIONADO