El gurú económico de Casado acusa al PSOE de ‘mentir’ sobre su propuesta de recortar las pensiones

El PSOE mantiene su acusación al PP de que quiere “aniquilar las pensiones”. El motivo es una entrevista al gurú económico de Pablo Casado y número cuatro de su lista por Madrid, Daniel Lacalle, en la que abría la puerta a esa opción aunque más tarde, y tras el revuelo que había organizado dicha afirmación, él mismo se ha apresurado a rechazarla. De ahí que ahora sea Lacalle quien ha pasado a la ofensiva contra los socialistas acusándoles de mentir pero sin aclarar por qué dijo lo que ha quedado escrito, negro sobre blanco, en la edición del domingo de ‘El Economista’.

La entrevista en dicho diario lleva un titular no menos polémico -‘La subida del salario mínimo es una subida de impuestos encubierta’- pero lo que ha desatado la tormenta es otra que hizo tras defender la necesidad de cuadrar las cuentas públicas porque “los países que han reducido sus pensiones tenían un problema de cuentas públicas. Y las pensiones se ponen en peligro cuando están en peligro las cuentas del país”. Después de esto, dijo: “España es el único país que, con respecto a otros países que han estado en una situación similar, han crecido las pensiones. Los demás las han reducido hasta el 40%. Por tanto, el debate no es cuánto se revalorizan, sino cuánto se recortan. Un 20%, un 30% o un 40%. Todos los países que han ido por el camino impositivo han aumentado la edad de jubilación y reducido el porcentaje de reemplazo”. La tasa de reemplazo es el indicador de la pérdida de poder adquisitivo que supondrá para el ciudadano acceder a la jubilación con respecto a lo que cobraba cuando estaba en activo.

Esta declaración de Lacalle ya fue comentada por el líder socialista y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un acto celebrado el domingo en Tarragona. Sánchez, en realidad, se limitó a leer el párrafo en el que se dice que “el debate no es cuánto se revalorizan las pensiones sino cuánto se recortan. Un 20%, un 30% o un 40%”.

Para el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, poner en duda la sostenibilidad del sistema es un paso previo para “lo que quiere el señor Lacalle”, un sistema con pensiones privadas que “complementen” unas pensiones disminuidas. “Se le ha entendido muy bien”, ha añadido en número 3 del PSOE, que ha reprochado al PP que “buscan todo aquello que cuestione el modelo de pensiones que tenemos, basado en la solidaridad”. “Es el principio de la filosofía liberal, que es el sálvese quien pueda”, ha insistido y ha hecho hincapié en su preocupación por lo que quiere hacer el PP con las pensiones ya que “los españoles tienen derecho a saber qué está planteando” el partido de Casado.

Ábalos ha insistido en que la propuesta del PSOE consiste en indexar el crecimiento de las pensiones al IPC real, que el año pasado hizo que se incrementaran un 1,7%, el dato de inflación anual. No obstante, también ha admitido que esta promesa se hace en el “marco actual, de crecimiento económico” que es el que permite que los socialistas quieran deshacer los recortes que se estipularon para las pensiones durante la crisis. “No tiene ningún sentido que cuando (la economía) va bien se mantengan los recortes”, ha dicho.

Poco después, Lacalle ha acusado a Ábalos a través de La Sexta de “tergiversar” y “manipular” sus palabras sobre las pensiones. “Está mintiendo de manera consciente para introducir el miedo a los votantes sobre algo que no he dicho, sino todo lo contrario”, ha llegado a afirmar y ha arremetido directamente contra el PSOE: “Están utilizando la peor de las tácticas políticas con una cuestión de Estado como son las pensiones”. Sobre si su declaración a ‘El Economista’ se prestaba a la interpretación que le ha dado todo el que la ha leído, ha considerado que su frase “no fue para nada confusa”. “Sólo hay que leer la frase completa”, ha zanjado.

No está de acuerdo Ábalos, que cree que “el señor Casado tiene que explicar si está de acuerdo con las pretensiones de su gurú económico, porque entre su número 2 (Adolfo Suárez Illana, autor de la célebre reflexión sobre el aborto de un bebé ya nacido) y su número 4…”. Tampoco la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, comparte esa seguridad de Lacalle y le recomienda que “mida mejor sus palabras”. “Se está respetando el poder adquisitivo de las pensiones y desde luego es fundamental no introducir la duda y la incertidumbre” ni en los jubilados actuales ni tampoco en las generaciones que se jubilarán próximamente o en los jóvenes, ha resaltado Valerio. Además, ha insistido en que cualquier modificación del sistema público de pensiones se tiene que hacer teniendo en cuenta el Pacto de Toledo, donde están todos los grupos; la mesa del diálogo social y con “con la certidumbre de que esa cotización va a servir para que los jubilados tengan una pensión digna”.

La titular de Trabajo, que también ha hablado en La Sexta, se ha referido a otro aspecto del debate que ha introducido Lacalle en sus declaraciones previas: las cuentas nocionales, un sistema vigente en Suecia, Letonia o Polonia que choca directamente con el actual sistema de reparto que hay en España. Funciona creando una cuenta ficticia a cada trabajador la primera vez que se incorpora al mercado laboral y ahí va sumando sus cotizaciones a la Seguridad Social. Una vez alcanzado el momento de la jubilación, se tomará esa cifra acumulada durante toda una vida de trabajo y se dividirá entre el número de años que resten según la esperanza vida media del país. El resultado será lo que se cobre de pensión pública.

Valerio ha recordado que el PP partido ya descartó un sistema de cuentas nocionales en 2013. “Lacalle y el presidente del PP, Pablo Casado, son los que tienen que aclarar lo que quieren”, ha señalado la ministra, tras explicar que el PP creó un comité con este pensamiento y finalmente desechó la posibilidad de que se plantease. A su juicio, se tiene que reorientar el sistema de Seguridad Social y el sistema impositivo hacia una fiscalidad progresiva y justa. “Cuando empiece a haber mayor impacto, vamos a necesitar la financiación de las prestaciones contributivas, no solo con cotizaciones, sino inyectar impuestos y garantizar el poder adquisitivo de las pensiones”, ha apuntado, tras insistir en que “es fundamental” no introducir la semilla de la duda, ya que todo lo que sea de pensiones hay que hacerlo en el Pacto de Toledo. También Ábalos ha admitido que “hay que buscar alternativas para la sostenibilidad” del sistema de pensiones en el que ya trabaja la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, pero no perdiendo de vista que eso “implica una apuesta por un modelo público”, algo que, ha insistido, no parece querer el PP.

Por otro lado, sobre las declaraciones del secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, en las que abogaba por acabar con la prestación de viudedad en las rentas más altas, Valerio ha asegurado que no las comparte. “Las opiniones personales, pueden ser respetables. Yo, desde luego, no lo comparto en absoluto y me da igual de quien venga esta opinión”, ha resaltado. Así, ha dejado claro que las pensiones de viudedad se van a seguir pagando. Por otro lado, Valerio ha señalado que lo que hay que hacer es tirar para arriba de las pensiones más bajas y dar “un plus de ayuda” a las personas que están en “peor” situación.