Sánchez reafirma su compromiso contra la independencia de Cataluña e Iceta le pide perdón

En lo que llevamos de precampaña, ha quedado claro que Pedro Sánchez quiere centrar sus mensajes preelectorales en las políticas sociales y no en el conflicto territorial con Cataluña, que es el que la derecha ha elegido como campo de batalla. Sin embargo, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, le fastidió el plan cuando hizo una declaración tan incauta o “inapropiada” en palabras de José Luis Ábalos que PP y Ciudadanos se han aferrado a ella para lanzarse a degüello. Tanto es así que el líder del socialismo catalán ha tenido que pedir disculpas públicamente este domingo, al mismo tiempo que el presidente dejaba claro su compromiso con la Constitución en un acto público y en una entrevista con un medio que lo ha consignado negro sobre blanco.

Iceta, que ha metido en más de un lío a Sánchez por su tendencia a decir lo primero que se le pasa por la cabeza, aseguraba hace unos días en declaraciones al diario ‘Berria’ que si un 65% de catalanes quisiera la secesión, “la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso”. La declaración se interpretó como una forma de abrir la puerta a la celebración del referéndum de autodeterminación, cosa que fue inmediatamente corregida por el propio Iceta pero que molestó profundamente al PSOE y más concretamente al secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que llegó a afirmar que había sido una reflexión “inapropiada” en el contexto actual, de precampaña.

Pedro Sánchez ha guardado silencio en público y no sabemos lo que le habrá dicho en privado al político catalán, pero es obvio que habrá sido un comentario en la misma línea que el de Ábalos porque este domingo Iceta ha aprovechado la convención municipal del PSC en Tarragona para expresar su arrepentimiento y pedir perdón al secretario general del PSOE, que estaba sentado en primera fila escuchándole: “A veces se me hace difícil contenerme. Te pido disculpas. ¡Cómo me voy a contener frente a una derecha que dice que España corre peligro con los socialistas!”. Además, ha asegurado que, si los socialistas gobiernan en España, “no habrá independencia ni referéndum”, pero tampoco una “condena” a Cataluña a no tener “instituciones de autogobierno” a través del artículo 155 de la Constitución. Iceta ha garantizado que los socialistas defenderán a Cataluña frente a “quienes quieren un 155 permanente y quienes quieren una vía unilateral e ilegal que pone el autogobierno en peligro”.

Precisamente, este domingo ‘El Periódico’ ha publicado una entrevista con Sánchez en la que el líder socialista no descarta la activación del 155 pero sólo si se produce otra quiebra unilateral de la legalidad por parte de los responsables catalanes y no porque sí, como están proponiendo las tres formaciones de derechas. “Si la Generalitat vuelve a la unilateralidad, el Gobierno de España actuará con serenidad, sosiego y proporcionalidad. Pero eso no está en nuestro ánimo, sino justo lo contrario”, afirma el jefe del Ejecutivo y añade: “Queremos curar las heridas, no ahondar en ellas como hace el independentismo y también la derecha, con su propuesta de un 155 permanente y sin consenso, que supondría el cuestionamiento de nuestro Estado autonómico. No se me ocurre mayor despropósito”.

El caso es que ante el auditorio de Tarragona Sánchez ha reafirmado su compromiso con el constitucionalismo y ha metido en el mismo saco a los dos polos que tiran de la cuerda del conflicto catalán. “¿Qué tienen en común el independentismo y la derecha?”, se ha preguntado y él mismo ha respondido que ambas partes conciben la política como un “instrumento de confrontación”, para “enquistar” los problemas, mientras que los socialistas la utilizan para “solucionarlos”. Para explicar su tesis ha puesto varios ejemplos: “¿Qué tiene que ver la subida del salario mínimo con la independencia? ¿Qué tiene que var la recuperación del subsidio para mayores de 52 años con la independencia? ¿Qué tiene que ver la revalorización de las pensiones con la independencia?”. A la imagen de “la derecha de las tres siglas” en la Plaza de Colón, con “más testosterona que neuronas”, ha contrapuesto “la España de las plazas” que se manifiesta por el feminismo, el ecologismo, el medio rural, la dignidad laboral, las pensiones o a favor de una lectura “plural y diversa de la Constitución como una carta de derechos, libertades y deberes, y no como “la carta punitiva a la que intenta reducirla la derecha”.

En definitiva, Sánchez cree que hay “separatistas y separadores” que “viven del conflicto, de la crisis”, por lo que su único interés es “enquistar el conflicto”. Frente a esas actitudes, el presidente ha llamado a los catalanes a premiar a los socialistas que sí les garantizan un futuro de “convivencia, cohesión y progreso”. Porque, tal y como ha subrayado, “el independentismo y la derecha saben que la independencia no se va a producir. Lo importante es la convivencia. Garantizar la convivencia en Cataluña, que es lo que quiere el PSOE. Entre gritos de “¡presidente, presidente!”, ha instado a los dos polos a dejar de mentir. “¡Que dejen de engañar ya”, ha pedido porque la ruptura de Cataluña con el Estado español no solo es algo que no permite la Constitución, sino que además no lo quieren los catalanes. “Que dejen de mentir, que sean valientes y les digan a los catalanes ‘os hemos engañado, queremos volver a la senda constitucional y estatutaria, reforzar el autogobierno”, ha insistido dirigiéndose a los soberanistas.

Sánchez ha defendido que el 28-A se puede poner fin a la “España enfrentada, crispada y faltona” y poner rumbo a la “España de las oportunidades y del futuro”. Pero para ello se requiere una movilización masiva, para no repetir el descalabro del PSOE andaluz, el que la abstención de sus votantes tradicionales ha expulsado de la Junta. Por eso, el presidente ha apelado también a quienes “nunca” han votado al PSOE y para los que ni siquiera él es su “candidato preferido”, pero que entienden que “visto lo visto” el voto de la España “sensata, cabal y moderada” lo encarnan las siglas del puño y la rosa.

El blindaje de las pensiones y la ‘España vaciada’

Además de Cataluña, en la intervención de Sánchez de este domingo ha habido dos elementos importantes. Por una parte, se ha comprometido a “blindar en la Constitución española el Pacto de Toledo” y garantizar la “dignidad” de las pensiones y la sostenibilidad financiera del sistema. “Que no se convierta en mercancía lo que es un derecho, la clave de bóveda del Estado del bienestar”, ha subrayado y no ha dejado pasar la oportunidad de recordar que la derecha es la que propugna recortes en las pensiones, privatizaciones del sistema y “jubilaciones para que los pensionistas se conviertan en gentes pobres”. De hecho, ha leído un extracto de una entrevista con el economista Daniel Lacalle, una de las incorporaciones de los populares a su lista por Madrid para el 28-A, en la que el entrevistado dice que en otros países europeos las pensiones se han reducido en un 40 % por lo que el debate debe ser no cuánto se revalorizan, sino cuánto se recortan.

Por otro lado, Sánchez ha aprovechado la coincidencia con la manifestación ‘Revuelta de la España Vaciada’, que ha reclamado este domingo desde Madrid medidas contra la despoblación rural, para defender que “el Gobierno ha empezado a dar respuestas” a ese problema. Ha recordado, por ejemplo, el acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros sobre las directrices generales de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, entre cuyas medidas está incorporar el impacto demográfico a toda nueva normativa y licitación pública. “Queremos representar a la España que hoy se manifiesta en Madrid, a esa mal llamada España vacía”, ha dicho Sánchez, admitiendo que España sufre riesgo de la despoblación y tiene un desafío en la repoblación. Y ha defendido que precisamente su ejecutivo ya está empezando a “llenar de oportunidades esa España interior, que necesita también del abrigo y del apoyo de las instituciones públicas”.

Por cierto que el presidente ha criticado irónicamente al asistencia a la manifestación de Madrid del líder y candidato de Cs, Albert Rivera: “El señor Rivera parece que ha descubierto el medio rural: se sube a un tractor, y ya”, lo que ha levantado aplausos y risas entre el público. Y también ha asegurado que, hasta hace muy poco, Rivera quería modificar la ley electoral “para quitar la representación parlamentaria de aquellas provincias que tuvieran problemas de despoblación”. “Es decir, eliminarles y reducir el número de diputados y diputadas a elegir en el próximo Congreso”, ha criticado.

RELACIONADO