El Papa Francisco y el Rey de Marruecos piden que en Jerusalén haya libertad de culto

El Papa Francisco y el Rey de Marruecos, Mohamed VI, han pedido que en Jerusalén “se garantice la plena libertad de acceso a los fieles de las tres religiones monoteístas y el derecho de cada una a ejercer allí su culto”.

“Creemos que es importante preservar la Ciudad Santa de Jerusalén – Al Qods Acharif- como patrimonio común de la humanidad y, sobre todo, para los fieles de las tres religiones monoteístas, como lugar de encuentro y símbolo de convivencia pacífica, en el que se cultivan el respeto mutuo y el diálogo”, han escrito ambos líderes en un texto conjunto que han firmado durante la visita del pontífice a Marruecos este fin de semana.

Al finalizar la visita de cortesía del Papa al Rey en el Palacio Real de Rabat, el Sustituto de la Secretaría de Estado, monseñor Edgar Peña Parra, leyó en italiano el llamamiento que después fue firmado por el Santo Padre y el Monarca marroquí.

En el texto han destacado que “se debe preservar y promover el carácter multirreligioso específico, la dimensión espiritual y la peculiar identidad cultural de Jerusalén-Al Qods Acharif”. “Esperamos, por tanto, que en la Ciudad Santa se garantice la plena libertad de acceso a los fieles de las tres religiones monoteístas y el derecho de cada una a ejercer allí su culto, para que en Jerusalén-Al Qods Acharif se eleve, de parte de los fieles, la oración a Dios, Creador de todos, para un futuro de paz y hermandad en la tierra”.

Previamente, el Papa ha visitado el Mausoleo de Mohamed V, donde ha dejado un ramo de flores y ha escrito en el libro de honor. En su texto, ha invocado “a Dios Todopoderoso la prosperidad del Reino de Marruecos” y también pidió al Señor que en Marruecos “crezca la hermandad y la solidaridad entre cristianos y musulmanes”.

Conocer mejor la religión para combatir el radicalismo

Por su parte, el rey de Marruecos Mohamed VI ha pronunciado un discurso ante el Papa Francisco en Rabat en el que llamó a un mejor conocimiento entre las religiones monoteístas como mejor arma contra el radicalismo.“El diálogo entre las religiones de Abraham (judaísmo, cristianismo e islam) es manifiestamente insuficiente hoy en día”, indicó el monarca en su discurso en la explanada de la emblemática Torre Hasán en presencia del papa que hoy comenzó una visita de dos días al país magrebí.

Mohamed VI subrayó que el radicalismo, sea religioso o de otro tipo, “se asienta en el desconocimiento del otro, en la ignorancia del otro, en la mera ignorancia”.

En este sentido, el monarca propuso la educación como herramienta necesaria al servicio de un mejor conocimiento de la religión, y llamó a los pueblos a optar por los valores de la moderación.

“Es hora de que la religión deje de ser para siempre una coartada para aquellos ignorantes, para esta ignorancia y para esta intolerancia”, señaló Mohamed VI que pronunció su discurso en árabe, español, inglés y francés ante la admiración de los asistentes que aplaudían cada vez que alternaba las lenguas.

Mohamed VI recordó que el primer acto de conocimiento mutuo entre los musulmanes y los cristianos fue cuando el rey de Abisinia (actual Etiopia) conocido como el Negus ofreció refugio a los seguidores de Mahoma cuando huían entonces de la persecución de los gobernantes de La Meca.

El monarca calificó la visita de Francisco de “evento excepcional” y señaló que su encuentro consagra los valores de las religiones monoteístas que contribuyen a la racionalización, la reconciliación y la mejora del orden mundial.

Al mismo tiempo, el rey de Marruecos en su calidad religiosa de “comendador de los creyentes” se comprometió a ser garante del libre ejercicio de las otras religiones monoteístas, así como a proteger a los judíos marroquíes y a los cristianos extranjeros que viven en el territorio marroquí.

RELACIONADO