El Atlético, obligado a renovar su defensa tras el adiós de Lucas

Lo más seguro es que el club colchonero vaya al mercado porque las soluciones que tiene ahora son una incógnita

El Bayern de Munich confirmó este miércoles el fichaje de Lucas Hernández para la próxima temporada, por el que desembolsará su cláusula de rescisión que asciende a 80 millones de euros y obligando al Atlético de Madrid a recomponer y renovar su línea defensiva, desde la que ha construido muchos de sus éxitos de los últimos años.

El equipo rojiblanco ha destacado desde la llegada de Diego Pablo Simeone por su capacidad defensiva, desde construyó un equipo competitivo tanto en España como en Europa. Sin embargo, la marcha de Lucas, por nivel, madurez y por edad (23 años), hace daño, sobre todo si se confirma lo que parece la marcha del buque insignia desde hace años.

Y es que Diego Godín, primer capitán tras la marcha de Gabi, es el gran baluarte de la defensa rojiblanca y principal extensión de Simeone, pero termina contrato en junio de este año y las informaciones al respecto indican que no parece que vaya a llegar a un acuerdo con el club, que quiere mantener su política con los treintañeros y ofrecerse sólo un año. Su destino podría ser el Inter de Milán, donde coincidiría con su excompañero José Miranda, su primera gran pareja.

Lucas Hernandez parecía el relevo ideal para ocupar este hueco junto a José María Giménez y su marcha también hace daño al lateral izquierdo, donde más estaba jugando este año y posición en la que se proclamó campeón del mundo con Francia. Filipe Luis se quedaría como única opción, pero el brasileño, con continuos problemas físicos que le han impedido rendir a su mejor nivel, ya habría estado a punto de marcharse el verano pasado al PSG.

Así, los únicos dos centrales que estarían disponibles para la próxima temporada son el montenegrino Stefan Savic y José María Giménez, protagonista por sus cuatro lesiones musculares en lo que va de campaña. Lo más seguro es que el Atlético vaya al mercado porque las soluciones que tiene ahora son una incógnita.

Uno de ellos es otro central uruguayo, el joven Nehuén Pérez, fichado en verano y entrenando con el Atlético desde febrero, cuando terminó el Sudamericano Sub-20 y al que se le abre ahora una buena oportunidad. La otra está en la cantera con Francisco Javier Montero, que ya ha debutado con el ‘Cholo’ en la ‘Champions’ ante el Borussia Dortmund. La polivalencia de Saúl Ñíguez, tanto para el centro como para el lateral, se antoja más como una solución de emergencia que como una perenne.

De este modo, el club colchonero parece obliga a acudir al mercado para fichar un central y un lateral izquierdo. Para el primer caso, un perfil muy habitual, y que confirma la llegada de Pérez, ha sido el de zagueros sudamericanos. Además de Godín, Giménez y Miranda, el Atlético se hizo con otros más prometedores como Emiliano Velázquez, actualmente en el Rayo Vallecano, o Leandro Cabrera, asentado en el sistema defensivo del Getafe.

Sin embargo, el mercado, de momento, no ofrece demasiados nombres. Uno de los que sonaba con fuerza era el brasileño Eder Militão, ya propiedad del Real Madrid, o el zaguero del Ajax Matthijs de Ligt, potente por arriba y contundente, y con una buena salida de balón y velocidad que le hacen ser muy apetecible para ‘grandes’ como el FC Barcelona.

Otro futbolista que, según las informaciones, podría estar siguiendo el Atlético es el central del Benfica Rubén Dias, portugués de 21 años, veloz en el corte y con jerarquía pese a su corta edad.

En LaLiga Santander sobresale la figura de Djene, central togolés del Getafe y una de las revelaciones de la temporada, alcanzando un nivel bastante óptimo e indiscutible en los ‘azulones’. La forma de defender de Bordalás se asemeja mucho a la de Simeone, por lo que su adaptación sería más rápida, además de que su precio sería más asequible, no más de 20 millones.

En cuanto al lateral izquiedo, uno de los que más ha sonado es Nicolás Taglifico, futbolista argentino del Ajax que destaca por su versatilidad y la adaptación a cualquier situación, además de por su derroche ofensivo y defensivo. Otro nombre en los medios es el del brasileño Alex Telles, del Oporto, club del que también interesa Héctor Herrera para reforzar el mediocampo, mientras que el español José Luis Gayà, del Valencia, para gustar mucho en la entidad.

RELACIONADO