El jefe del Estado Mayor de Argelia pide que se inhabilite a Buteflika

El general Gaid Salah aboga por aplicar el artículo 102 de la Constitución, que permite declarar incapacitado por motivos de salud al presidente del país

El jefe de Estado Mayor del Ejército y viceministro de Defensa de Argelia, el general Ahmed Gaid Salah, ha hecho este martes un llamamiento a aplicar el artículo 102 de la Constitución, el que permite declarar incapacitado por motivos de salud al presidente del país.

En un discurso transmitido por la televisión pública, el general Salah ha dicho que, a la vista de las manifestaciones “pacíficas” contra la continuidad del presidente del país, Abdelaziz Buteflika, y la crisis política que vive Argelia, la solución debe llegar del marco constitucional, por lo que ha abogado por aplicar el artículo 102 de la Constitución.

En ese sentido, el jefe del Ejército ha dicho que con esta se medida podría “alcanzar el consenso de todas las opiniones y el acuerdo unánime de todas las partes”.

Buteflika vio la semana pasada cómo los dos partidos con mayor representación parlamentaria, entre ellos su propia formación, expresaron su apoyo a las manifestaciones contra él, en un golpe a su imagen pública después de anunciar que no se presentará a las próximas elecciones.

Cientos de miles de argelinos se han manifestado desde hace cerca de un mes contra la intención del mandatario de concurrir a los comicios y a su posterior anuncio de no hacerlo, pero aplazar las elecciones.

Buteflika, que ha estado en el poder durante veinte años, cedió ante las protestas y anunció que no volverá a presentarse para un quinto mandato. Sin embargo, el mandatario optó por aplazar las elecciones previstas para abril y dijo que estará en el Gobierno hasta que se adopte una nueva Constitución en el país.

Las protestas que reclaman una alternativa a la ‘hoja de ruta’ de Buteflika no han conseguido más concesiones del presidente ni una renuncia inmediata. El Ejército, que atesora un gran poder, se había mantenido al margen hasta ahora.

Las manifestaciones que se suceden desde hace semanas en Argelia son uno de los mayores desafíos de Buteflika desde que accedió al poder en 1999. El presidente sufrió un infarto cerebral en 2013 y casi no ha participado en actos públicos desde entonces.