Unas desmelenadas Jennifer Lawrence y Adele lo ‘dan todo’ en un famoso local gay

Jennifer Lawrence y Adele se lo pasaron en grande el pasado viernes en el Piece, un famoso club gay del Greenwich Village de Nueva York.

Las dos celebrities mantienen una estrecha amistad desde que se conocieran en la gala de los Oscar del 2013, donde la intérprete británica se hizo con la estatuilla dorada a mejor canción original por ‘Skyfall’ y la estadounidense se alzó con el de mejor actriz por ‘El lado bueno de las cosas’.

Lawrence, que dentro de poco dará el ‘sí quiero’ a su novio Cooke Maroney, decidió disfrutar de sus últimos días de soltería en una ‘noche de chicas’ por todo lo alto con su amiga Adele y se lo ‘pasaron en grande’, a juzgar por los vídeos que subieron varios de los presentes en el local en los que se aprecian las ‘copas de más’ que llevaban en su cuerpo ambas.

Las dos amigas bailaron al ritmo de Kylie Minogue y participaron en varios juegos con bebidas alcohólicas antes de acabar rodando por el escenario y por el mismísimo suelo. La estrella de Hollywood fue jaleada por el público al grito de “Esto no son los Juegos del Hambre” (en referencia a la famosa trilogía protagonizada por la actriz).

Por su parte, la ganadora de 15 premios Grammy se animó a cantar con la estrella drag del local Brita Filter.