Sánchez cree que en la derecha “hay más siglas que ideas” y “más testosterona que neuronas”

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este sábado que “no hay tres derechas” en España porque cree que “no hay matices”, y ha ironizado: “Hay más siglas que ideas, más testosterona que neuronas”. Así lo ha afirmado en su intervención en un acto de precampaña en Alicante, tras desgranar las medidas de su Ejecutivo en estos nueve meses.

En el acto ,en el que participaba junto al líder del PSPV-PSOE y president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, entre otros, Sánchez ha indicado que los nueve meses que ha gobernado “no pueden cambiar un país”, pero “sí marcar el rumbo” de hacia dónde se debe ir en el futuro” para que en España “quepamos todos y no solo los de la foto de la plaza de Colón”.

De cara a las elecciones del 28 de abril, ha pedido alcanzar una “amplia mayoría parlamentaria” para profundizar en esas políticas sociales. “Cada voto que se quede en casa será para la involución”, ha advertido.

Así, ha animado este viernes a votar a su partido para constituir un Gobierno que hable con todos pero que dependa “exclusivamente” de su propia fuerza para garantizar la estabilidad y la puesta en marcha de sus iniciativas. Advierte de la importancia de acudir a votar para no favorecer a la derecha. “Tenemos que “ganar y gobernar”, no nos confiemos” ha afirmado.

Sánchez ha opinado así que cuando la derecha ha “reducido” la política “a crispar, insultar” y ha enfatizado que quien utiliza el insulto es porque “no tiene argumentos”.

A su juicio, en la Comunidad Valenciana y en España hay muchas más plazas que la plaza de Colón y se ha referido a las mujeres que llenaron calles y plazas el pasado 8M, a los “chavales jóvenes” que se manifiestan a favor de una España sostenible y ecologista o a las personas que durante cuarenta años también han secundado movilizaciones a favor de una Constitución “inclusiva e integradora”, que defiende la diversidad territorial como una riqueza y no como un freno.

Sánchez ha llamado a cerrar el 28 de abril una amplia mayoría para trabajar en el envejecimiento, el sistema público de pensiones, reconstruir el Estado del Bienestar y apostar por la España del conocimiento, luchar contra los efectos del cambio climático y continuar con políticas de igualdad de género.

Para conseguirlo, ha subrayado que “se necesita estabilidad política”, un gobierno “que hable con todos pero que dependa de sus propias fuerzas”.

Frente a ello, ha criticado que Ciudadanos hable de establecer un cordón sanitario en torno al PSOE porque, a su modo de ver, comprenden la democracia como “excluyente, solo me entiendo con quienes piensan como yo”.

También contra la oposición, ha expuesto que el PP recurrió las leyes de igualdad de José Luis Rodríguez Zapatero, así como la ley de interrupción del embarazo y que Vox haya presentado a un candidato que niega el holocausto.

Para el aspirante socialista, la sociedad se juega una España que “mire al futuro o al pasado”, que “avance o retroceda” y en la que quepan “todos, o solo los que se hicieron la foto en Colon (Madrid)”.

Viernes sociales

Por otro lado, ha explicado el uso de los reales decretos desde el Ejecutivo, en los conocidos como ‘viernes sociales’, porque como “presidente del Gobierno” solo tiene dos caminos: Dar la razón a quienes obstruyen las iniciativas parlamentarias desde la mesa del Congreso, en referencia a PP y Cs. O “como presidente me niego y apruebo por reales decretos aquellas cosas que considero”.

Durante su intervención también ha destacado el aumento del permiso de paternidad, “para ayudar a las mujeres a prosperar”, la recuperación de la cotización a la Seguridad Social de los cuidadoras en dependencia o el subsidio para los mayores de 52 años.

“Hemos venido a hacer, a reconstruir”, ha sustentado, y ha alegado que se han aprobado “cosas significativas”. De ese modo, ha argumentado que “lo sustantivo” es si PP y Cs “van a votar en contra” de esas medidas.

A los militantes, les ha instado a “aprender” de lo que ocurrió en Andalucía, donde se confiaba en que ganar era gobernar: “No nos confiemos, juegan a la abstención”, y ha llamado a llenar las urnas.

Proyecto ecofeminista

Pedro Sánchez ha aseverado que el proyecto socialista es feminista y ecologista y ha defendido que “el feminismo no es de ideología” y que, como a la libertad, “no se le pone adjetivo”.

Sobre el medioambiente, ha dicho que “no puede ser que la humanidad esté viviendo desaforadamente”, y ha destacado medidas adoptadas estos meses con el proyecto de ley de energía y clima o de transición justa.

Finalmente, ha comentado que la España de los próximos años debe ser la del conocimiento, “en la que nadie quiera irse, y de la que nadie tenga que irse”, y se ha referido al programa del retorno.

“España debe dejar de ser el país que diga a sus científicos que salgan, debemos ser quienes inventemos”, por lo que ha mantenido que la próxima legislatura será la “del conocimiento y de la educación, de la ciencia y de la innovación y la investigación”.