Salud

Una testigo de jehová grave al rechazar una transfusión

La joven se encuentra desde hace 17 días en la UCI del hospital San Jorge de Huesca afectada por una peritonitis

La joven testigo de Jehová que rechazó recibir transfusiones de sangre en un testamento vital previo continúa extremadamente grave en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital San Jorge de Huesca.

Fuentes sanitarias han explicado que el nivel de hematíes de la joven, que tiene 20 años y lleva 17 días ingresada en la UCI, está muy bajo de lo que es vitalmente necesario.

La situación fue puesta en conocimiento del juzgado de guardia de la capital altoaragonesa por uno de los facultativos de la UCI del hospital ante la imposibilidad de consultarlo directamente con la paciente, quien estaba en un coma inducido tras ser intervenida de una peritonitis aguda.

La joven había dejado escritas previamente unas instrucciones en un testamento vital en las que indicaba que rechazaba estas transfusiones por motivos religiosos.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca recibió el informe médico mientras estaba de guardia y resolvió sobreseer la demanda al entender que no existía ningún problema legal en relación con la situación de la paciente y la Fiscalía de Huesca, tras recibir el informe de los especialistas de la UCI, decidió no intervenir tras valorar que la paciente es mayor de edad y está legitimada para tomar una decisión respecto a los tratamientos médicos a recibir.

Los testigos de Jehová rechazan consumir sangre o aceptar transfusiones de ella o de sus componentes principales basándose en algunos versículos de la Biblia, como el 17:14 del Levítico, que dice “no deben comer la sangre de ninguna clase de carne, porque el alma de toda clase de carne es su sangre. Cualquiera que la coma será cortado”, o el 9:4 del Génesis, que narra que Dios le permitió a Noé consumir carne pero con una salvedad: “solo con su alma”, es decir, sin su sangre.

En su página web, Testigos de Jehová España aseguran que “hay razones médicas contundentes para rechazar las transfusiones de sangre”, pero que la razón principal por la que se oponen es porque “representa algo sagrado para Dios”.