Denunciantes de las primarias en Cs critican las amenazas de posibles sanciones

Los candidatos que concurrieron a los distintos procesos de primarias de Cs y que pidieron la revisión de los resultados no entiende cómo la Comisión de Garantías y Valores les avisa de posibles sanciones por dañar a la formación: "Lo que perjudica al partido es manipular los votos no los denunciantes". Es lo que cree Juan Carlos Bermejo, uno de los que compitió en las primarias de la Comunidad de Madrid y que obtuvo 263 votos frente a los 1.277 que obtuvo el ganador, Ignacio Aguado.

Ve increíble, según ha dicho a EFE, que la Comisión de Garantías y Valores haya cerrado la investigación sobre las primarias sin aclarar el “fraude” en Castilla y León ni de dónde salieron esos 82 votos anulados que quitaron finalmente la victoria a la candidata de la dirección, la expopular Silvia Clemente.

También a Bermejo, como a los otros reclamantes con los que ha hablado, les parece que la Comisión de Garantías y Valores se ha arrogado un papel “proactivo” que, a su juicio, no debe tener porque entiende que no es su papel advertir a los denunciantes de posibles sanciones ante la posibilidad de que hayan podido crear “una situación anómala y perjudicial” para este partido. Es la primera vez, ha recalcado, que ve algo así en relación con este órgano encargado de velar por el funcionamiento democrático y transparente de Cs y actuar como garante de los derechos de los afiliados.

En todo caso, Bermejo ha defendido que ellos solamente pidieron públicamente una solución para despejar las sombras de dudas que podía haber en algunos procesos de primarias y ahora se mantienen a la espera para ver si reciben o no un expediente sancionador.

De acuerdo con el acta de la Comisión de Garantías, el comportamiento de los reclamantes puede haber conculcado algunos de los preceptos recogidos en el artículo 12 de los Estatutos de Cs y es por eso por lo que lo ponen en conocimiento de la Comisión de Régimen Disciplinario para que lo valore. Según el régimen sancionador, se considera falta muy grave las manifestaciones públicas que menoscaben el buen nombre del partido o de sus afiliados, así como la creación o participación en grupos organizados que sean contrarios a los intereses del partido. Las faltas muy graves pueden ser castigadas con una suspensión de militancia de dos a cuatro años o incluso la expulsión.

Además de Bermejo en las primarias de la Comunidad de Madrid, solicitaron cotejar los resultados en Cantabria, Región de Murcia, Aragón, Alcaldía de Valencia, cabeza de lista por Cádiz y Cabildo de Gran Canaria.