May viaja a Bruselas desesperada por el Brexit: “Es suficiente, que esto se acabe ya”

Tusk acepta la prórroga que ha pedido la primera ministra, pero solo si el Parlamento de Reino Unido respalda el acuerdo que la Cámara ya ha rechazado en dos ocasiones

La primera ministra británica, Theresa May, ha viajado este jueves a Bruselas para tratar de convencer a los Veintisiete de que aprueben la prórroga del Brexit que ha solicitado, en el marco de la cumbre del Consejo Europeo que se celebra en la capital belga. La primera ministra británica ya no oculta sin embargo su hartazgo por el Brexit y así se lo trasladó este miércoles a los británicos: “Ya habéis tenido suficiente, estáis cansados de las luchas internas, de los juegos políticos y de que los diputados solo hablen del Brexit y no de educación y sanidad. Queréis que esto se acabe ya, y estoy de acuerdo, estoy de vuestro lado“, dijo con más contundencia que en otras ocasiones.

Esta previsto que la reunión entre los líderes comunitarios comience a las 14.30 GMT y a su término, sobre las 18.00 GMT, May, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ofrecerán una rueda de prensa conjunta.

En paralelo, el líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, se ha trasladado también a Bruselas para reunirse con el negociador jefe de la Unión Europea (UE), Michel Barnier, con el secretario general de la CE, Martin Selmayr, y con diversos jefes de Estado de los Veintisiete para abordar la crisis.

May solicitó este miércoles al bloque comunitario extender la validez del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, en virtud del cual el Reino Unido debe abandonar la UE el próximo 29 de marzo, hasta el 30 de junio. Una prórroga que Tusk condicionó a que el Parlamento británico apruebe el Acuerdo de Salida sellado entre Londres y Bruselas, un documento que la Cámara de los Comunes ya ha rechazado por holgada mayoría en dos ocasiones en los últimos tres meses, por lo que se hace difícil creer que a la tercera sí se podrá aprobar.

Sin embargo, la primera ministra continúa decidida a que los diputados respalden ese pacto porque, tal y como subrayó este miércoles, “es el mejor acuerdo que se puede negociar”.

Según advirtió esta semana el presidente de la cámara baja, John Bervow, para que el Gobierno pueda volver a someter al escrutinio parlamentario el pacto es necesario que incorpore alguna modificación que Bruselas no está dispuesta a admitir. 

Por su parte, la primera ministra aseguró este miércoles que “lamenta” su decisión de pedir una prórroga y reclamó a los parlamentarios que respalden el acuerdo, antes de adelantar que no habrá nuevos aplazamientos de la fecha de salida del bloque regional.

En una declaración desde Downing Street, la ‘premier’ recordó que “han pasado casi tres años desde que la población voto para abandonar la UE” en lo que describió como “el mayor ejercicio democrático en la historia del país”.

“Dos años después, los parlamentarios han sido incapaces de acordar una forma de aplicar la retirada”, dijo, al tiempo que lamentó que “como resultado, no habrá salida a tiempo el 29 de marzo con un acuerdo”.

“Este aplazamiento es un motivo de gran pesar personal para mí, y en esto soy totalmente segura: ustedes, la población, han tenido suficiente. Están cansados de las luchas, de los juegos políticos”, ha recalcado.

Así, subrayó que la población “está cansada de parlamentarios que no hablan de otra cosa que no sea el Brexit” y “quiere que esta etapa del proceso del Brexit termine”. “Estoy de acuerdo. Estoy de su lado. Es momento de que los parlamentarios decidan”, señaló.

“He escrito a Tusk para pedir una breve extensión del artículo 50 hasta el 30 de junio para dar tiempo a los parlamentarios para tomar una decisión final”, aseveró, antes de defender nuevamente el acuerdo pactado con Bruselas.

En este sentido, criticó que “hasta ahora el Parlamento ha hecho todo lo posible para evitar tomar una decisión” y que “moción tras moción y enmienda tras enmienda, se han presentado sin que el Parlamento decida qué quiere”.

“Espero fervientemente que los parlamentarios encontrarán un camino para respaldar el acuerdo que negocié con la UE”, ha dicho May, quien reiteró que “es el mejor acuerdo negociable”.

“Seguiré trabajando noche y día para seguir intentando lograr apoyos a este acuerdo”, manifestó, al tiempo que adelantó que “no está preparada para aplazar el Brexit más allá del 30 de junio”.

En este sentido, reconoció que “algunos dirán que se equivoca” y que debería pedir otra prórroga “hasta final de año o más allá”. “Eso implicaría pedir (a la población) que vote en unas elecciones europeas tres años después de que el país decidiera abandonar (la UE)”, recordó.

“¿Qué mensaje enviaría esto? ¿Cómo de amarga y divisiva sería la campaña electoral, en un momento en el que el país necesita desesperadamente unirse?”, se preguntó, antes de descartar igualmente un segundo referéndum.

“No creo que es lo que quieran (los ciudadanos británicos), y no es lo que yo quiero. Ya les hicimos la pregunta y ustedes respondieron. Ahora quieren que sigamos adelante, y es lo que estoy decidida a hacer”, zanjó.

Leer más noticias sobre