La juez Victoria Rosell y la catedrática Rodríguez Palop, últimos fichajes de Podemos

La magistrada Victoria Rosell, que encabezará la candidatura de Podemos al Congreso por Las Palmas, y la profesora de la Universidad Carlos III María Eugenia Rodríguez Palop, número uno de la lista en Europa, son los últimos fichajes de la formación morada para las próximas citas electorales.

Rodríguez Palop es extremeña y actualmente es profesora de derechos humanos, filosofía política y filosofía del derecho.

En su perfil de Twitter se define como “feminista y ecologista” y en su último tuit este jueves agradece a Podemos haber confiado en ella. “Frente a la extrema derecha, seguiremos construyendo una Europa para tod@s, sin muros, feminista y ecologista”, ha escrito.

Rodríguez Palop ha publicado este año el libro “Revolución feminista y políticas de lo común frente a la extrema derecha” , en el que concluye que el feminismo y la política de lo común es hoy el mejor antídoto frente a la extrema derecha.

Es hermana de María Isabel Rodríguez Palop, responsable de Comunicación de la Dirección General de Turismo de la Junta de Extremadura, y de María Luisa Rodríguez Palop, periodista de TVE.

El secretario de Organización, Pablo Echenique, la define como “profesora, feminista y referente intelectual”.

En cuanto a Rosell la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le ha concedido este jueves la excedencia voluntaria en la carrera judicial.

Rosell, nacida en Murcia, dirigía hasta ahora el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, el mismo que abandonó temporalmente en 2015 para presentarse, como independiente, en la candidatura de Podemos a la Cámara Baja.

El paso de la magistrada por el Congreso fue fugaz, ya que las Cortes se disolvieron tras la investidura fallida de Pedro Sánchez y ella misma renunció a repetir candidatura en los siguientes comicios, debido a que el Tribunal Supremo había admitido una querella contra ella del exministro popular José Manuel Soria.

Esa querella le achacaba una serie de supuestas irregularidades en su desempeño como jueza que ya habían salpicado su campaña electoral, en forma de una denuncia de la Fiscalía de Las Palmas por una presunta falta disciplinaria.

Rosell fue exonerada de cualquier irregularidad en relación con ese asunto, primero por el CGPJ; después por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), y luego por la Sala de lo Penal del TSJC, que archivó finalmente la querella de José Manuel Soria que había admitido el Supremo.

Echenique dice de ella que es una “jueza valiente” que vuelve a Unidas Podemos “tras sufrir una campaña repugnante de jueces mafiosos y medios de comunicación al servicio del PP, dimitir, y vencerlos en los juzgados”.