Vox prescinde de su candidato homófobo y negacionista por presiones de la comunidad judía

El hasta hoy cabeza de lista por Albacete renuncia argumentando una "cacería mediática, inspirada por la izquierda y apoyada por otros medios"

El historiador Fernando Paz, cabeza de lista al Congreso de Vox por Albacete, y acusado de ser un negacionista del Holocausto judío, ha presentado este jueves su “renuncia irrevocable” a los órganos de la formación liderada por Santiago Abascal.

“Los manipuladores no llegan a todas partes. Que mi intención solo es servir a España allá donde pueda ser más útil, y no voy a permitir que, en una hora tan decisiva, se malgasten en la defensa de mi persona”, ha escrito Paz en un mensaje en su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press.

En la misma, Paz ha publicado un hilo en el que ha justificado su decisión argumentando una “cacería mediática, inspirada por la izquierda y apoyada por otros medios, todos ellos preocupados por el auge imparable de VOX”.

En esa serie de mensajes, el hasta hoy cabeza de lista de la formación ha avisado a las personas que le han “linchado manipulando declaraciones” y atribuyéndole “toda suerte de barbaridades”. “Tendrán que responder de ello ante los tribunales”.

La renuncia de Paz llega después de la publicación de su intervención en el año 2016 en un acto organizado por Falange en el que atribuía los asesinatos de judíos en Europa al “estado caótico, la falta de alimentación y a la extensión de tifus” en los campos de concentración.

Sus declaraciones provocaron este pasado miércoles la reacción de la Federación de Comunidades Judías de España, la institución que representa oficialmente a los judíos españoles, que mostró su “preocupación” ante la decisión de Vox de presentar a Paz como número uno de la lista por Albacete.

“Fernando Paz ha calificado de farsa los juicios de Nuremberg a los jerarcas nazis, ha cuestionado el asesinato masivo de 6 millones de judíos, ha dejado claras sus sospechas de que los judíos no murieron en cámaras de gas sino a manos de los habitantes de Europa del Este y ha negado el origen racista del Holocausto”, subrayaba la federación en un comunicado.

Según añadió la organización judía, “en cualquier país de Europa donde se ha hecho justicia sobre este traumático capítulo de la Historia, es inadmisible que una persona con este pensamiento se postule para un cargo de representación pública”.

Horas antes de comunicar su decisión al partido, el historiador había denunciado a través de la misma red social lo que consideraba una “persecución” insólita en España y consistente en “abundantes falsificaciones y manipulaciones” acerca de su persona.

“El Holocausto es un hecho histórico tan repugnante y cruel como innegable: el exterminio de los judíos europeos por orden de Hitler y sus jerarcas. Que el genocidio se produjo de diversas formas como fusilamiento, hambre y cámaras de gas, como también afirma el Congreso Mundial Judío”, señaló Paz.

Así, el historiador insistía en que no cejaría “en la defensa de la libertad frente al totalitarismo que suele estigmatizar a sus adversarios” como, a su juicio, cree que se hecho con él.

El partido presidido por Abascal ha agradecido este mismo jueves a Paz su “altura de miras” y su “gesto patriótico al renunciar a su candidatura para no perjudicar” al proyecto de Vox. A su vez, el partido ha condenado el “linchamiento político y mediático que ha sufrido”.