Arrimadas a Torra en una tensa sesión del Parlament: “Aquí son muy gallitos y delante de los jueces se vienen abajo”

La diputada de la CUP Maria Sirvent pide una amonestación para la líder de Cs en Cataluña por burlarse de los procesados por el 1-O

El pleno del Parlament ha vivido este miércoles un rifirrafe entre la CUP y Ciudadanos, con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, implicado en el mismo, después de que la jefa de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, haya lanzado un reproche a los soberanistas encausados por el 1-O que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo. “Aquí son muy gallitos y luego delante de los jueces no veas cómo se vienen abajo…”, ha ironizado la líder de la formación naranja en Cataluña, en la sesión de control al Govern. Arrimadas ha insistido en sus críticas a los dirigentes independentistas que desoyen las resoluciones judiciales pero “luego, delante de los jueces, se vienen abajo, se echan el muerto unos a otros” y minimizan, por ejemplo, la “simbólica” declaración unilateral de independencia (DUI) de octubre de 2017. Al término de la sesión de control, la diputada de la CUP Maria Sirvent ha pedido la palabra para denunciar la expresión utilizada por Arrimadas al ironizar sobre los procesados por el 1-O.

Por su parte, Torra ha asegurado este miércoles en el Parlamento catalán que defiende la libertad de expresión y que no se esconde ante la resolución de la Junta Electoral Central (JEC) que le reclama retirar los lazos amarillos de edificios de la Generalitat. Lo ha dicho en respuesta a Arrimadas, quien le ha reprochado que dé libertad a los consejeros para decidir qué hacen con los edificios de los departamentos ante la resolución y haya pedido un informe al Síndic de Greuges antes de tomar su decisión.

Arrimadas le ha reclamado que “no se esconda detrás de los consellers ni del procesista mayor del reino, el mejor pagado probablemente. Los ciudadanos no pueden ir al Síndic para decidir si tienen que pagar impuestos”.

“No me escondo. He tomado las decisiones que he tenido que tomar“, ha respondido Torra, y ha criticado a Cs por presentar un recurso en Fiscalía contra el propio presidente por no cumplir la resolución de la JEC, en lo que considera judicializar la política. Además, le ha dicho directamente a Arrimadas que echará de menos “sus espectáculos” cuando se mude a Madrid (es la número uno por Cataluña por Cs para las generales).

Sobre la JEC, ha destacado que cuenta en su composición con dos jueces del Tribunal Supremo: “El tribunal que está juzgando a nuestros compañeros, que permite que Vox sea acusación popular, ese Vox con el que Cs pacta”.

No prohibiré nunca nada. Estaré al lado de la libertad de expresión y defenderé más libertad de expresión y más democracia”, ha reafirmado el presidente.

Arrimadas le ha reclamado retirar los símbolos para respetar a los ciudadanos y trabajadores que acuden a las instituciones y que no comparten el proyecto del Govern, y ha tachado los lazos de “propaganda independentista”, lo que ha provocado críticas de los diputados de JxCat y ERC.

“No se pongan tan gallitos, que luego, delante de los jueces, se vienen abajo”, ha replicado ella, lo que ha provocado que, al final de la sesión de control, la diputada de la CUP Maria Sirvent pidiera al presidente del Parlament, Roger Torrent, una amonestación para Arrimadas, invocando el artículo 239 del reglamento de la cámara catalana, que regula la “expulsión” de un diputado del pleno.

En concreto, este artículo prevé que “si el llamamiento al orden es motivado por palabras ofensivas dirigidas a las instituciones públicas, a otro miembro del Parlament o a cualquier otra persona, puede dar lugar a la expulsión de la cámara” para el resto de la sesión.

Carrizosa ha pedido la palabra para criticar que “la misma diputada que pretende dar lecciones de estilo ayer jaleaba los ataques fascistas de Arran, en una comisión“, en referencia al lanzamiento de pintura a las sedes de Cs y PP.

El líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha agradecido las “voces cercanas de Madrid” que respaldaron la manifestación del domingo y ha preguntado al presidente qué opina de esa movilización.

Para Torra, la manifestación fue “un clamor de libertad, de que los catalanes quieren ejercer su derecho a la autodeterminación y que están dispuestos a todo para hacerlo”.

“Hemos visto a dos gobiernos caer porque no querían aceptar la autodeterminación de Cataluña. No pueden gobernar contra Cataluña”, ha advertido el presidente.

Por eso, ha criticado que Sánchez insista en que la independencia no será posible si él gobierna y ha insistido en que, tras la manifestación del domingo, está más convencido de sus reivindicaciones: “Poner mi posición en un papel -la autodeterminación-, él la suya y un relator. Esto se está negando desde el Gobierno y es lo que se puso sobre la mesa en la manifestación”.

En respuesta a una pregunta del portavoz adjunto de JxCat en la Cámara, Eduard Pujol, sobre si España es una democracia, Torra ha asegurado que el proyecto del Govern evidencia “la verdad”, que la justicia española está en tela de juicio internacionalmente y que no hay separación de poderes, ha dicho.

Para Torra, la definición del Estado la hizo el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, cuando dijo que “la unidad de la nación española es un mandato directo para los jueces y ningún principio democrático puede amparar que una parte decida el todo”.