España pedirá a May que deje claro su plan si pide una prórroga

España acude al Consejo Europeo con la intención de seguir defendiendo una salida ordenada del Reino Unido de la UE, y si la primera ministra británica, Theresa May, pide una prórroga para el Brexit, Pedro Sánchez le exigirá que argumente esta solicitud y exponga de forma clara cuál es su plan.

El presidente del Gobierno viaja este jueves a Bruselas para participar en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que tiene primero una sesión extraordinaria con motivo del Brexit y que después continuará su reunión ordinaria con la relación con China y el cambio climático entre sus principales asuntos a debatir.

Este mismo martes en un acto en Madrid, Sánchez ha advertido a Theresa May de que si quiere una prórroga al Brexit debe decir “para qué, con qué fin y por cuánto tiempo”, porque “no se puede avanzar haciendo círculos, ésa no es la solución”.

El presidente español ha insistido en que el acuerdo que May alcanzó con los Veintisiete es “el mejor posible” y “el único viable” y eso es algo que el Parlamento británico ha de entender, aunque ha reiterado que España tendrá una posición constructiva para promover una salida “ordenada” del Reino Unido.

Si el acuerdo no se ratifica en la Cámara británica antes del 29 de marzo -fecha de salida- España escuchará la propuesta de May, ha dicho Sánchez, quien ha insistido en que si pide una extensión tendrá que dejar claro con qué fin y por cuánto tiempo.

Y es que a diez días de que entre en vigor el Brexit, Theresa May no ha logrado aún que el Parlamento británico apruebe el acuerdo al que llegó con Los Veintisiete.

May tenía previsto pedir en el Consejo Europeo una prórroga técnica de tres meses si había logrado ratificar el acuerdo, y más larga si no lo consigue.

La primera ministra quería una tercera votación antes de la cumbre, pero el Parlamento no la permitirá si no hay cambios en el acuerdo. Y eso es algo que la UE, en este momento, no se plantea.

Según fuentes del Ejecutivo, Pedro Sánchez seguirá defendiendo que el acuerdo ya alcanzado es “el mejor posible” y “no se puede tocar”, como han subrayado este martes fuentes del Gobierno. Añaden que España acude a Bruselas con “la mejor disposición a escuchar” lo que plantee May, pero admiten que una salida sin acuerdo es en este momento “una posibilidad real”.

No quieren dar por hecho aún en Moncloa que May vaya a pedir la prórroga, porque los acontecimientos cambian cada día, y recuerdan que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, no ha hecho aún una propuesta formal de prórroga a Los Veintisiete, aunque sí la defienda en un mensaje publicado en Twitter hace cinco días.

Será en la cumbre cuando Tusk previsiblemente ponga la propuesta encima de la mesa, como también lo hará May, pero en todo caso en Moncloa insisten en que tiene que quedar muy claro “para qué” sería la prórroga y qué implicaría.

En el Gobierno insisten en dar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía y recuerdan que ya se ha aprobado el Real Decreto Ley con todas las medidas de contingencia necesarias para afrontar un Brexit sin acuerdo. Pero recalcan también que el acuerdo firmado con el Reino Unido era eso, un acuerdo, y no una oferta que ahora pueda cambiarse, porque costó mucho llegar a la unanimidad, y reabrirlo haría muy difícil repetir ese consenso.

En el Gobierno ponen en valor las medidas de contingencia tomadas, tanto a nivel europeo consensuadas con los otros veintiséis estados, como a nivel nacional en el citado Real Decreto Ley.

Recuerdan asimismo que Sánchez siempre ha atribuido el Brexit al uso de la desinformación, el avance de las fuerzas nacionalistas y de extrema derecha en el Reino Unido y la “simplificación” de la democracia a través del referéndum, como una democracia “a cara o cruz”.

El presidente acudirá a Bruselas con el propósito de hacer “todo lo posible” por favorecer un Brexit ordenado pero también con el mensaje de que “ocurra lo que ocurra” el país está preparado.

Otras son las cuestiones que debatirán los jefes de Estado y de Gobierno en el Consejo Europeo ordinario de esta semana.

Por ejemplo la preparación de la cumbre UE-China que tendrá lugar en Bruselas el 9 de abril.

España defenderá que haya una buena relación estratégica con este país que es el segundo socio comercial de la UE y porque considera que para el avance de cualquier política global es imprescindible el entendimiento con este país.

También se discutirá sobre la estrategia europea frente al cambio climático y la lucha contra la desinformación.

En el primer caso, España defenderá seguir la senda marcada por el Acuerdo de París y que no decaiga la Estrategia a largo plazo que tiene que estar completada en 2020.

Y sobre la desinformación, el Gobierno asegura que España está haciendo los deberes que la propia UE ha puesto con un plan de acción contra las noticias falsas.