Monchi: “No he vuelto para salvarle el culo a nadie”

El nuevo director general deportivo del Sevilla, Ramón Rodríguez Verdejo, 'Monchi', afirmó este lunes que no se marchó del conjunto andaluz "por enemistad con nadie", sino porque estaba "anquilosado", y que ahora tampoco ha vuelto "para salvarle el culo a nadie" porque su único objetivo es aportar su trabajo para que el club "siga creciendo y se pueda codear con la élite".

“Ha habido muchas leyendas urbanas. Yo no me fui por enemistad con nadie porque hoy están los mismos y si he venido es porque eso no era verdad. Creí que era el momento ya que me estaba quedando anquilosado y necesitaba motivaciones externas para seguir creciendo”, señaló Monchi en su presentación recogida por la web del club.

El andaluz reconoció que estaba viviendo “un día extraño y complicado explicar con palabras”. “Posiblemente yo lo deseaba lo antes posible y afortunadamente lo estoy haciendo hoy. El presidente lo ha dicho perfectamente y estoy aquí, no por ser sevillista, ni para salvarle el culo a nadie ni porque el club tenga un problema porque es saneado, modélico y envidiado en el mundo”, advirtió.

“En las conversaciones de estos últimos días me han transmitido una idea que coincide mucho con lo que creo que tiene que ser el Sevilla del futuro. José María Cruz me dijo que querían que volviera para ayudar a crecer y dos años después creo que he aprendido, he crecido y tengo el derecho y el deber de reinvertir todo eso en el club al que quiero”, añadió el exportero, al que le gustó lo que le “dijeron” cuando contactaron con él.

Monchi llega “convencido de que hay mucho trabajo por hacer”, pero también de que tras su marcha se ha hecho “muchas cosas buenas”. “La última vez duré 18 años y no sé si duraré otros 18, pero vengo con la ilusión de estar el máximo tiempo posible y a contribuir a un Sevilla que siga creciendo y se pueda codear con la élite para estar donde se pelean los éxitos”, comentó.

El nuevo director deportivo eludió opinar sobre el cese de Pablo Machín y remarcó que no empezará a ejercer “hasta el 1 de abril” por lo que “antes de opinar” necesita informarse para luego tomar las mejores decisiones para la entidad”.

En este sentido, sí tiene claro que el entrenador es Joaquín Caparrós. “Lo único que quiero es ponerme a su lado, que me vea como una herramienta más para el día a día. Es un magnífico entrenador, son 500 partidos en Primera y experiencia tiene. Con Joaquín he hablado dos veces y tendré que escuchar su idea, pero sería absurdo descartarle porque tiene lo más importante para ser entrenador del Sevilla, que es serlo ahora mismo”, zanjó.

No tiene “la sensación” de que se vaya a vender el club

“Sé que mi llegada se puede relacionar con una presión mayor en los objetivos planteados, pero es algo que también he valorado. Hay mucha gente fuera de Sevilla que me han dicho que me equivoco volviendo, que las segundas partes nunca fueron buenas, pero todo lo he puesto en la balanza y quiero estar aquí”, prosiguió el directivo sevillista, que no cree que el “techo” del club esté “cercano” y que aspira a “dar otro salto”. “Prometer títulos no es mi estilo, pero sí crecimiento en todos los aspectos deportivos”, admitió.

Sin embargo, no duda en que “el límite debe ser ambicioso porque será más fácil llegar”. “Lo importante es consolidar el club en la élite y ser vanguardista en ser situaciones que no están hoy desarrolladas en el fútbol. El presidente ha dicho que el Sevilla va a invertir en muchas cosas. El club invierte en crecer y eso es importante”, aseveró, avisando que aunque “la necesidad sea menor” que en su primera época, no descarta seguir con la política de vender jugadores.

Además, el de San Fernando no ve próxima una venta del club porque “en las conversaciones” con José Castro y “algún accionista” sólo ha detectado “ilusión por el futuro y proyectos a largo plazo en el estadio y la ciudad deportiva”. “No he tenido la sensación de que vayan a vender sus acciones. En cualquier caso no soy adivino, pero si tienen que tomar una decisión, les pido que lo hagan pensando como sevillistas”, apuntó.

Finalmente, remarcó que su paso por la Roma le ha servido “para crecer a nivel personal y profesional” y que no cambiaría su dos años allí donde cometió “un error de novato” por no haber conocido “mejor la situación del club”, mientras que agradeció “el interés” del Arsenal y de “otros clubes”.

Leer más noticias sobre