Guerra de cifras sobre la manifestación ‘indepe’ de Madrid con sensación de ‘pinchazo’

Los organizadores de la manifestación convocada contra el juicio del "procés" y a favor del derecho a decidir han cifrado en 120.000 los asistentes a la protesta, mientras que la Policía Nacional ha contabilizado 18.000, de acuerdo con la cifra facilitada a la Delegación del Gobierno. La diferencia entre ambas cifras es notable pero, en cualquier caso, la sensación predominante es que los independentistas no consiguieron el sábado desbordar las previsiones y plantear un auténtico desafío callejero a las instituciones del Estado. 

La manifestación partió el sábado a las 18.00 horas desde Atocha, en el centro de Madrid, encabezada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y buena parte del Govern. “Autodeterminación no es delito. Democracia es decidir” fueron los lemas de la protesta, que concluyó en la plaza de Cibeles, y a la que llegaron miles de personas procedentes de Cataluña en cerca de 500 autocares y una quincena de trenes AVE. Los participantes acudieron con banderas esteladas. También urnas transparentes y carteles, la mayoría con lemas en catalán, con mensaje como “Som republica, repub of Catalonia”, “No hay justicia” y “Libertad presos y exiliados políticos”.

Jordi Alemany, el miembro del Secretariado Nacional de la ANC que fue detenido por la Policía Nacional, ha sido puesto en libertad provisional sin cargos, según ha informado este domingo la propia Assamblea Nacional Catalana a través de un mensaje en las redes sociales.

Alemany fue detenido al ser investigado por una acción de los CDR en el aniversario del 1-O y en virtud de una orden judicial por no comparecer la semana pasada en el juzgado de Girona que investiga los hechos. Fuentes policiales informaron de que fue arrestado en torno a las 12:30 horas del sábado al intentar quitar una bandera a uno de los asistentes a la manifestación contra el independentismo catalán y a favor de la unidad de España.

En la identificación policial de Alemany los agentes descubrieron que tenía una requisitoria judicial de detención por no presentarse el pasado día 7 ante el titular del juzgado de instrucción de Girona que le había citado como investigado por una acción de los CDR en el aniversario del 1-O. Alemany, que a la salida de la comisaria ha recibido el apoyo de la presidenta y el vicepresidente de la ANC, Elisenda Paluzie y Pepe Cruanyes, deberá presentarse en los juzgados de Girona.