Casado tilda de “fake news” su propuesta de blindar a las inmigrantes que den su hijo en adopción

Una vez efectuada la entrega del bebé, la madre que continúe en situación irregular puede ser expulsada "por cualquier otro motivo recogido en la ley"

El presidente del PP, Pablo Casado, ha sostenido este jueves que es “víctima” de una “fake news” (noticia falsa) cuando le atribuyen la medida de “blindar” la estancia en España de mujeres inmigrantes embarazadas que ofrezcan su bebé en adopción, algo que ha negado porque le parece “una barbaridad”.

Según publicó El Mundo, el PP propone en la ley de apoyo a la maternidad que quiere aprobar si llega al Gobierno que las mujeres inmigrantes que están en situación irregular y vayan a dar a un hijo en adopción no puedan ser expulsadas mientras dure el proceso. Se trata de una medida que, según han explicado fuentes populares, ya se aplica en la Comunidad de Madrid, recogida en en el Protocolo contra el Abandono de recién nacidos puesto en marcha en 2009, y que el partido quiere ampliar al ámbito nacional.

Fuentes del partido han insistido en que se trata de evitar por razones humanitarias que se utilicen datos que hay que facilitar en un proceso de entrega en adopción como excusa para tramitar un expediente de expulsión.

La propuesta es ampliar a toda España una medida que ya funciona con éxito en Madrid, pero, prosiguen, el PP en ningún caso propone no expulsar a mujeres en situación irregular a cambio de que entreguen a sus hijos en adopción, algo que las citadas fuentes tachan de “literalmente una barbaridad”.

Todas las mujeres, estén en la situación que estén, legal o ilegal, gozarán de las mismas garantías, protección, derechos y ayudas en caso de dar a su bebé en adopción, explican las fuentes en relación con esta propuesta. Esta medida no impide que una vez finalizado el proceso de adopción, si prosigue la situación irregular de la mujer, pueda ser expulsada por cualquier otro motivo recogido en la ley.

El presidente del PP, Pablo Casado, anunció el pasado 9 de marzo que promoverá una ley de apoyo a la maternidad en caso de que gobierne, en la que apostará por la “cultura de la vida” con medidas fiscales, económicas y de apoyo a la familia. El anuncio tuvo lugar durante la clausura de la Convención Nacional sobre Familia e Igualdad, celebrada en la Universidad Politécnica de Cartagena.

La propuesta del PP ha venido aparejada de fuertes críticas por parte del Gobierno y de otros partidos y organizaciones. El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado este jueves que la medida no le parece “una buena opción”. “No me parece una buena opción desde el punto de vista de los derechos humanos en general y los derechos de las mujeres en particular”, ha dicho.

No obstante, el ministro no ha querido valorar la propuesta que ha hecho el PP en ese ámbito, alegando que no la conoce “suficientemente para poder opinar”, en declaraciones a los periodistas antes de participar en la conferencia “Integrando la diversidad de género en la política exterior” en la Escuela Diplomática.

A las críticas también se ha sumado el candidato de Más Madrid a las elecciones a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, que ha considerado “moralmente repugnante” la propuesta.

Más allá ha ido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha calificado de “secuestradores de niños” a los dirigentes del PP por proponer tal medida. En un mensaje a través de Twitter, Colau ha escrito: “Machistas. Racistas. Clasistas. Solo faltaba secuestradores de niños. Fascistas”.

El artículo 57.6 de la Ley de Extranjería

“Toda persona demócrata debe votar en las próximas elecciones para impedir que esta gentuza pueda llegar al poder”, concluye el mensaje de la alcaldesa de Barcelona.

Por su parte, entidades de apoyo a migrantes han tachado de “intolerable” y de “estigmatizadora” la propuesta del PP. La ONG Red Acoge recuerda en concreto el artículo 57.6 de la Ley de Extranjería, en el que se establece que la expulsión no podrá ser ejecutada cuando “afecte a las mujeres embarazadas”, aunque reconoce que, en la práctica, no dudan “que se hayan realizado, ya que la legislación internacional y nacional de extranjería y protección internacional en ocasiones no se cumple y normalmente se interpreta en sentido restrictivo”.

También ha añadido que “incluso teniendo decretada una expulsión, hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones no se ejecuta o se puede recurrir o revocar si se cumplen determinados requisitos como los de arraigo social o solicitud de asilo, entre otros”.

En cualquier caso, Red Acoge ha subrayado que los principios generales del derecho y la legislación nacional e internacional “protegen el interés superior del menor”.