May se reúne con Juncker en un último intento de desbloquear el acuerdo del Brexit

Reino Unido afronta una semana definitiva que podría terminar de perfilar cómo se saldará finalmente el "divorcio" con la UE

La primera ministra británica, Theresa May, se reúne este lunes en Estrasburgo con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y tratar de concretar modificaciones al acuerdo del Brexit.

La jefa de Gobierno espera obtener clarificaciones al tratado de salida de la Unión Europea (UE) que fue sellado el pasado noviembre antes de que este martes sea sometido a votación, por segunda vez, en el Parlamento británico.

La Cámara de los Comunes rechazó el pacto en enero por una amplia mayoría de 230 votos, en medio de críticas por parte del sector más euroescéptico del Partido Conservador al mecanismo de salvaguarda diseñado para evitar una frontera en Irlanda del Norte tras el Brexit.

Los líderes de la UE han descartado hasta ahora reabrir el texto del acuerdo ni rebajar el alcance de esa salvaguarda, que en su opinión protege los acuerdos de paz de 1998, que no permiten levantar una frontera entre las dos Irlandas, así como la integridad del mercado único.

Los euroescépticos británicos creen, sin embargo, que ese mecanismo dejará al Reino Unido integrado en las estructuras de la UE hasta que se firme un nuevo acuerdo comercial, lo que puede tardar años, y eso dificultará negociar tratados comerciales con terceros países.

Un portavoz oficial de May detalló que los contactos entre Londres y Bruselas continuaban “a nivel técnico” durante la tarde del lunes.

Semana definitiva

Un año y nueve meses después del referéndum que supuso el pistoletazo de salida del Brexit, Reino Unido afronta una semana definitiva que podría terminar de perfilar cómo se saldará finalmente el “divorcio” con la Unión Europea (UE).

El martes será la primera jornada clave, a la que seguirán miércoles y jueves, siempre y cuando la solución no se alcance en esa primera instancia.

Martes 12 de marzo: La primera ministra Theresa May regresa al Parlamento con un Acuerdo de Salida, supuestamente renegociado, sobre el que se pronunciarán los diputados de la Cámara de los Comunes.

Si el pacto sale adelante, entones el Reino Unido abandonará el bloque comunitario el próximo 29 de marzo, a no ser que, como señaló la semana pasada el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, se necesitara “por razones técnicas” prorrogar esa fecha.

A tan solo 17 días de la ruptura oficial, para Barnier es improbable que de tiempo a ultimar toda la legislación necesaria para materializar el “brexit” o salida de la UE, a pesar de haber alcanzado un acuerdo.

Miércoles 13 de marzo: Si el día anterior los diputados han decidido por mayoría no respaldar el acuerdo de May -como ya hicieron el pasado 15 de enero por 432 votos en contra y 202 a favor-, entonces, tal y como se ha comprometido la jefa de gobierno, podrán votar sobre salir de forma abrupta del bloque comunitario.

Si venciera esta opción, el Reino Unido abandonaría la UE el 29 de marzo sin ningún tipo de pacto ni periodo de transición, un escenario temido por muchas facciones en el país y que parece improbable que se produzca.

Jueves 14 de marzo: Este día, de haberse rechazado las dos posibilidades anteriores, la Cámara votará por prorrogar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, en virtud del cual el país debía abandonar la UE el 29 de marzo, concluido el plazo de dos años de negociación para la salida.

Esa extensión será, en palabras de May, “corta y limitada”, para tratar de conseguir un Brexit ordenado. El aplazamiento solo se producirá si dan su aprobación explícita cada uno de los 27 países restantes del bloque comunitario.

Si finalmente es la prórroga lo que sale adelante, ese tiempo extra podría utilizarse para volver a votar el acuerdo, convocar elecciones generales, celebrar un nuevo referéndum del “brexit”, renegociar el pacto… se abriría un abanico de posibilidades que continuarían ahondando en la crisis abierta en el país.

Las conversaciones entre Londres y Bruselas continúan hoy estancadas, ante la negativa de la UE a introducir los cambios que busca May sobre la controvertida salvaguarda irlandesa para evitar el restablecimiento de una frontera dura entre las dos Irlandas.

Disqus Comments Loading...