Rivera alaba el “ejemplo” que dio la sociedad española frente al “ridículo y sectarismo” del Gobierno

El líder y candidato de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha ensalzado el “gran éxito y ejemplo” que dio este 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, la sociedad española frente al “ridículo del Gobierno de Sánchez, que solo despertó sectarismo”. “Hemos logrado mucho pero queda mucho por hacer; hay que trabajar por la igualdad de hombres y mujeres y no caer en una guerra de sexos absurda”, ha reivindicado.

En un acto de campaña en Valencia, ha destacado así la respuesta de toda España en las movilizaciones del 8M y ha cargado contra la postura de la vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, que criticó este viernes a los partidos que creían que el feminismo “era cosa de cuatro radicales” y el año pasado “eran feministas transversales y este son feministas liberales”.

También ha afeado al PSOE “quejarse de que el PP no apoyara la manifestación y al mismo tiempo que Ciudadanos fuera a la manifestación”, si bien ha asegurado que respeta que “los conservadores no quieran estar en esta causa”.

“La sociedad española se movilizó y dio un ejemplo, y quien hizo un ridículo fue el Gobierno de (Pedro) Sánchez, que solo despertó sectarismo”, ha aseverado, para subrayar que “muchas mujeres sufren la tutela de los varones y ahora tienen que sufrir la tutela de la señora Calvo”.

Rivera ha puesto en valor a la “España unida por la igualdad de hombres y mujeres, por la igualdad en todo su sentido”, con “un gran éxito social de la sociedad española y miles de personas movilizadas para defender la igualdad”.

“Más allá de la ideología”

En este contexto, ha recordado que, a pesar de los logros, “queda mucho por hacer”, como acabar con los techos de cristal, con las dificultades para ser madre o con el machismo. “Claro que sí, hay que trabajar por la igualdad, pero se trabaja de la mano de hombres y mujeres y no en una guerra de sexos absurda. Hay que ir más allá de la ideología, es la diferencia entre Sánchez y yo”, ha recalcado.

Para ello, ha defendido la libertad de todos para tomar decisiones, “a quién amas, con quién vives, cómo formas una familia… en la libertad en todos sus sentidos”, y ha criticado que “a Sánchez también le molesta que seamos liberales”.

“Que le quede claro: donde haya una causa por la libertad siempre estará Ciudadanos: el día del Orgullo, en la plaza de Colón y donde haga falta. El único que no esta cuando aparece una bandera de España es Sánchez”, ha enfatizado, y ha reiterado que a los de Cs les han llamado “fachas, fascistas incluso, por llevar la bandera constitucionalista”.

Por contra, ha defendido que esta bandera es “la libertad, la igualdad, la Constitución y la democracia” y ha advertido que “a quien no le quede claro no puede gobernar este país”. Y ha zanjado: “No me verán dividir a los españoles entre rojos y azules, me parece antiguo, ni enfrentar a hombres y mujeres, a valencianos, catalanes, madrileños o baleares; defenderé la libertad siempre”.