Marc Márquez: “Estoy cerca de mi cien por cien y es muy positivo”

El piloto español y vigente campeón de MotoGP, Marc Márquez (Repsol Honda), ha asegurado estar "cerca" de su mejor nivel físico, tras una pretemporada "extraña" en la que tuvo que recuperarse de su intervención en el hombro, y ha celebrado las mejoras en el motor que ha hecho Honda, sobre todo en cuanto a velocidad punta ante el estreno del Mundial en Catar.

“Es fantástico empezar la temporada de nuevo. Me he olvidado de hecho de la lesión y los problemas en el hombro, me centro en la carrera. Estoy muy cerca del cien por cien de la recuperación y es muy positivo”, aseguró en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Catar, primera cita de este Mundial.

Para Márquez la pretemporada ha sido “un poco extraña”, pero en el buen sentido. “Hemos mejorado la moto, nos hemos preparado bien e intentaremos empezar de la mejor manera posible”, comentó.

“Estoy contento con lo que hemos podido lograr, con los ajustes en la moto. Lo importante es la mentalidad, en Catar el último día (de test) estaba tratando de hacer una prueba más larga pero las circunstancias serán diferentes. A nivel físico estoy listo y tenemos margen de mejora en la moto, quedarán diecinueve carreras”, manifestó.

Destacó la mejora de la velocidad del nuevo motor Honda. “Como hemos visto en el ‘Top Speed’ hemos sido capaces de mejorar el motor en Honda, cuando ganas en un sitio pierdes en otro pero intentamos encontrar el equilibrio. Estoy contento con este paso adelante”, reiteró.

Preguntado por los rivales, y por tener a Jorge Lorenzo en el equipo, aseguró que desde 2017 se fija en “todos los oponentes”. “Les miro de la misma manera. Esta pretemporada nos hemos fijado en cómo ha mejorado Ducati y Suzuki. En esta primera carrera todo es llamativo, pero la temporada es muy larga, tenemos que centrarnos en nuestro trabajo y veremos qué pasa al final”, auguró.

Sí tiene claro que, pese a su mayor experiencia y temple, el objetivo es ganar aunque para ello tenga que sobreponerse a más caídas, como las 23 que tuvo en el pasado campeonato y que no le impidieron hacerse con el cetro mundial.

“Es imposible practicar cómo no tener accidentes. Si me tengo que caer 23 veces de nuevo para ser campeón del mundo, sin problema. Es mi forma de hacer las cosas, sé cuando tengo que empujar o no y voy acumulando experiencia de año a año y voy tratando de pilotar de manera distinta”, expresó.

Preguntado por qué representa MotoGP para él, fue claro: “Es mi pasión, mi vida, lo sigo y es el mejor espectáculo que se puede ver en el mundo del deporte”.