El Real Madrid 'cierra' la temporada en el mes de marzo tras una semana infausta

El Real Madrid prácticamente dio finiquitada este martes su temporada 2018-2019, salvo remontada milagrosa en LaLiga Santander, tras caer eliminado en los octavos de final de la Liga de Campeones por el Ajax holandés, poniendo fin a una racha de ocho semifinales consecutivas en el torneo y cuatro títulos.

Había que remontarse a la era del 'muro' de octavos para ver caer tan pronto al conjunto madridista, víctima una vez más de su debilidad y que se ha despedido de todas las opciones para ganar un título en este 2019 en menos de una semana.

Eliminado de la Copa del Rey y de la 'Champions', los doce puntos, 13 contando el 'goal-average', de desventaja con el FC Barcelona en el torneo doméstico se presentan como una losa difícil de remontar para un equipo sumido en el caos, sin gol e incapaz de dar continuidad al buen momento que fue capaz de encadenar entre enero y principios de febrero.

El Olympique de Lyon francés, en la campaña 2009-2010, era el último que había sido capaz de tumbar al Real Madrid de una forma tan temprana en la máxima competición continental. El equipo galo empató en la vuelta de octavos a uno en el Bernabéu haciendo bueno el 1-0 de Gerland para terminar con la andadura del equipo entonces entrenado por Manuel Pellegrini, que aún intentó agarrarse a sus opciones ligueras.

Aquella eliminación era la sexta consecutiva en el primer cruce para el conjunto más laureado del torneo al que antes habían dejado fuera el Juventus (2005), Arsenal (2006), Bayern (2007), Roma (2008), Liverpool (2009) y Lyon (2010). De esas temporadas, al menos en la 2007 y 2008 se saboreó un doblete liguero.

Y todo después de seis días con un inesperado bajón después de haber presentado su candidatura a todo empatando en la ida de las semifinales coperas en el Camp Nou (1-1, 6 de febrero), victoria en el derbi ante el Atlético (1-3, 9 de febrero) y triunfo en Ámsterdam (1-2, 13 de febrero).

Pero a partir de ahí, todo malas noticias, salvo la victoria, polémica y apurada ante el Levante (1-2, 24 de febrero). El Girona le complicó la Liga ganando en el Bernabéu (1-2, 17 de febrero) y abriendo la puerta para el resto de rivales que visitaron el feudo blanco. Así, el Barça cerró el sueño copero (0-3, 27 de febrero) y el liguero (0-1, 2 de marzo) en apenas cuatro días.

Otra vez quedaba todo para la 'Champions', pero el joven Ajax no perdonó a un campeón alicaído y obligado a un nuevo cambio de proyecto que pasó del histórico 2017 con cinco títulos a un 2018 salvado por la hegemonía continental y el Mundial de Clubes y un 2019 que se presenta a cero salvo la novedosa Supercopa y su formato de 'Final a Cuatro'.

Olvida su fortaleza en el Bernabéu

El equipo madridista no fue capaz de sentenciar su eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones ante el Ajax holandés, lastrado una vez más por su olvidada capacidad para defender un resultado en el Santiago Bernabéu, estadio que ha dejado de ser su guarida donde más crece.

El conjunto madridista tenía históricamente en su feudo uno de sus mejores valores. '90 minuti en el Bernabéu son molto longos', que decía el fallecido Juan Gómez, 'Juanito', para recordar a sus rivales italianos de la época del miedo que provocaba el ambiente del recinto de Concha Espina.

Sin embargo, el Bernabéu se ha convertido en las dos últimas temporadas en un estadio donde el Real Madrid no es capaz de aprovechar sus buenas prestaciones a domicilio en la Liga de Campeones. De hecho, de sus siete últimos visitantes europeos, sólo fue capaz de ganar a tres: al PSG en los octavos de final del año pasado (3-1) y a la Roma (3-0) y al Viktoria (2-1) en la fase de grupos de este año.

En cambio, en la pasada campaña fue goleado, sin consecuencias finales, en la vuelta de cuartos por la Juventus italiana (1-3) y en la vuelta de semifinales sufrió lo indecible para empatar con el Bayern (2-2) y hacer valer el 1-2 de Múnich. Esa debilidad la ha arrastrado este año y ya el CSKA ruso ganó por 0-3 en el cierre de la fase de grupos, un resultado que no afectaba para nada, todo lo contrario que el demoledor 1-4 endosado por el Ajax. En todos esos partidos, más el del PSG, comenzó perdiendo y en tres (Juventus, Bayern y Ajax) había encajado antes de los primeros diez minutos.

La victoria del conjunto holandés supuso el cuarto partido consecutivo como local del equipo de Santiago Solari sin arañar nada positivo. El Girona y el FC Barcelona ganaron en LaLiga Santander (1-2 y 0-1), el equipo azulgrana repitió en la vuelta de semifinales de la Copa del Rey (0-3), y este martes lo hicieron los jóvenes 'ajacied'. El balance además va acompañado de sólo tres goles a favor y 10 en contra.

En total, el Real Madrid ya ha perdido siete partidos esta campaña en el Santiago Bernabéu ya que a los mencionados hay que añadir los de Liga ante el Levante (1-2) y la Real Sociedad (0-2).

RELACIONADO