El PP se plantea llevar al Gobierno a los tribunales por vulnerar los límites de los decretos

El PP está estudiando "todas las opciones legales" para evitar que decretos como los que ha anunciado este viernes el Gobierno tras el Consejo de Ministros se tramiten a través de la Diputación Permanente del Congreso, según ha anunciado la diputada María Jesús Bonilla.

Bonilla, en declaraciones en el Congreso, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de “no tener ningún respeto a la democracia” por su uso de los decretos tras la disolución de las Cortes, ya que, a su juicio, no está justificada la “extrema y urgente necesidad” que les atribuye a los decretos la Constitución.

También estará pendiente el PP de que no se vulnere la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, la LOREG. “Estaremos muy atentos porque el artículo 50 impide que se haga campaña con fondos públicos”, ha señalado. Es algo que, según ha indicado la parlamentaria del PP, está ocurriendo desde la Moncloa, por lo que ha destacado que actuarán “en consecuencia” para impedirlo.

Al disolverse las Cortes el próximo 5 de marzo, será la Diputación Permanente quien haga las funciones del pleno del Congreso; entre sus funciones está convalidar los decretos que emita el Gobierno “en caso de urgente o extrema necesidad”, dice el artículo 86 de la Constitución.

Según Bonilla, Sánchez va a utilizar la Diputación Permanente para “hacer promesas a los ciudadanos” que no cree que pueda cumplir y “que no puede pagar”, como según ella son los dos últimos decretos aprobados por el Consejo de Ministros, el de igualdad salarial y el de alquiler de vivienda.

Preguntada la diputada en su comparecencia ante la prensa si entre las opciones que baraja el PP contra el uso del decreto que ha denunciado, ha respondido: “Estamos estudiante todas las opciones legales y adoptaremos aquella que entendamos defienda mejor el espíritu de la Constitución”.

Casado: “Solo se hace en las repúblicas bananeras”

En el mismo sentido, el líder del PP, Pablo Casado, ha acusado este viernes a Sánchez de ir contra la “neutralidad institucional” y de hacer un “uso electoralista” del Consejo de Ministros y la Diputación Permanente del Congreso al pretender aprobar decretos ley con las Cortes ya disueltas. A su entender, “es algo escandaloso que solo se hace en las repúblicas bananeras”.

Casado, que ha visitado las islas con motivo del Día de Baleares, ha denunciado la “irresponsabilidad” del Ejecutivo por abrir sus “viernes electorales” en el Consejo de Ministros y dedicarse a “hacer anuncios que no va a poder aprobar” ni “pagar”. A su entender, con esa actuación lo que quiere es “financiar su campaña electoral”.

Tras recalcar que “esto no ha pasado nunca”, ha recordado que el PP después de convocar elecciones en el pasado “solo ha aprobado dos reales decretos” en sus legislaturas mientras que el PSOE “lo ha hecho en veinte ocasiones”. “Lo que pretende ahora Pedro Sánchez supera a lo que hacía Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero“, ha enfatizado, para añadir que “lo que no puede ser es que con un Gobierno en funciones se utilice” el Consejo de Ministros y la Diputación Permanente para hacer “un uso electoralista”.

Además, ha criticado que Sánchez pretenda “prometer gastos” sin decir cómo hay que pagar esas medidas, por lo que “tira de déficit, deuda y pone en riesgo las cuentas públicas”. “Esto va contra la igualdad electoral de los partidos que concurren, es algo tremendamente demagógico y va contra la neutralidad institucional”, ha aseverado.

Casado, que ha acusado a Sánchez de “instrumentalizar el Rey” en su libro, la Moncloa, el CIS y TVE, ha dicho que ahora también pretende “instrumentalizar” el Parlamento al llevar decretos con las Cortes disueltas. Además, ha recalcado que los decretos están fijados para “cuestiones de urgencia y extraordinaria necesidad” y Sánchez “llevará 30” con el de este viernes.

Tras asegurar que ni siquiera los “socios” de Sánchez están de acuerdo con estas “promesas electorales” de Sánchez, Casado ha llamado a otros partidos, los medios de comunicación y la opinión pública a “alzar la voz para decir que no se pueden utilizar las instituciones en beneficio de un partido”. “Es algo escandaloso que solo se hace en las repúblicas bananeras y somos una democracia consolidada por un régimen de partidos plural y separación de poderes que esto no debería permitirlo”, ha concluido.