La Guardia Civil destapa una reunión secreta de los Mossos para crear el DNI catalán

Un equipo de la policía autonómica se reunió en junio de 2016 con la multinacional alemana T-Systems para desarrollar el carné de identidad de una futura república catalana y un software de inteligencia

Un equipo formado por agentes de los Mossos d’Esquadra participó en junio de 2016 en varias reuniones con directivos de la empresa alemana T-Systems, que les expusieron la plataforma digital para la Policía de una futura república catalana y el proyecto para crear el que podría ser el documento de identidad de ese Estado independiente.

Así lo reflejan los correos electrónicos que ha hallado la Guardia Civil en el ordenador de Ignacio Martí Fernández, uno de los directivos de T-Systems que participó en las gestiones que habría encargado la Generalitat a la compañía para dar soporte digital a las estructuras de Estado que quería levantar una vez declarada la independencia.

Dichos correos han sido volcados en un informe que la Guardia Civil ha incorporado al sumario de la causa que investiga la organización del referéndum del 1 de octubre en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

En un intercambio de e-mails, los directivos de T-Systems comentaban que estaban buscando “una plataforma para la Policía estructurada en dos niveles: nivel corporativo” del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) y “nivel propio de la Policía especialista (expertos de inteligencia)”.

Para ello creían que la mejor opción sería “Rola rsFRAME, una plataforma de inteligencia e investigación diseñada para la aplicación de la ley, la seguridad nacional y las agencias de inteligencia”, de modo que celebraron reuniones con ROLA Security Solutions GmbH con los Mossos d’Esquadra.

Se trataba, explican los investigadores en su informe, de “talleres/reuniones” en los que exponer la plataforma digital. En esos encuentros habría participado Joan Rigata, entonces asignado a la Consejería de Interior de la Generalitat y actualmente director del CTTI, así como personal de los Mossos que no están identificados.

Los Mossos solo aparecen con iniciales

En los correos electrónicos aparece un listado de los asistentes a esos “talleres”, Rigata y diez mossos, pero sólo aparecen iniciales en la casilla destinada a los nombres de los intervinientes, ya que ellos mismos habían pedido no ser identificados debido a la “especial sensibilidad” del asunto, que debían abordar con especial “cuidado”.

Según el listado, R.T., J.G., D.I. y A.F. pertenecían a la Comisaría General Técnica de Planificación de la Seguridad, mientras que los seis restantes, T.C., C.B., F.M., J.M., A.A. y A.A., estaban adscritos a la Comisaría General de Información.

En correos posteriores, de noviembre de 2016, los directivos de T-Systems llegaron a compartir fotografías del formato de DNI que proponían para una futura República, un modelo que pensaron que podía “encajar” dentro de lo que buscaba la Generalitat. Según consta en el informe, fue el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (CESICAT) era el que había hecho este encargo.

Reuniones con políticos

Para los investigadores, todo material intervenido a Ignacio Martí Fernández pone en evidencia que los directivos de T-Systems eran desde el año 2015 “conocedores de la existencia de las estructuras de Estado que estaba diseñando la Generalitat de Cataluña (en el ámbito tecnológico)”, y así, “en reuniones de comida con políticos les exponen los enfoques de la empresa, presuntamente para optar a las adjudicaciones de las mismas y poder desarrollarlas”.

Una de estas reuniones que sale a relucir en los correos es del directivo José Manuel Desco con Josep Rull, entonces secretario general de CDC, después consejero en el Govern de Carles Puigdemont y actualmente uno de los 12 acusados en el juicio del Tribunal Supremo por el proceso independentista.

Entre las estructuras de Estado que citan los directivos de T-Systems en su intercambio de e-mails figuran, en la categoría de asuntos estratégicos, la Agenda Tributaria Catalana, la Seguridad Social Catalana, el DNI catalán, la Ciberseguridad, la Identidad Digital, el censo ciudadanos/padrón, servicio de ocupación, Justicia (con un nuevo marco legal y un sistema de justicia independiente del modelo central), las embajadas y el comercio exterior, el turismo, un operador propio “tipo Euskaltel” y un satéllite Cassatt propio.

La relación de T-Systems con la Generalitat se extendió hasta 2017, tal y como se desprende del intercambio de correos incautados. Un ejemplo es que a finales de enero de ese año los directivos de la compañía sabían que el Govern estaba “contratando nuevos elementos tecnológicos para mantener operativas las futuras estructuras de Estado”.

Los comentarios de Disqus están cargando....