Renovación en las listas del bipartidismo para hacerlas a imagen y semejanza de Pedro Sánchez y Pablo Casado

La incertidumbre de los sondeos aumenta la angustia de quienes se sienten marginados por los nuevos lideres

La criba en las listas electorales a las elecciones generales del PSOE podría alcanzar hasta el 70% y, en el caso del PP, aunque será algo inferior, la renovación también será muy importante. Así lo confirman fuentes de ambos partidos a república.com. Pedro Sánchez y Pablo Casado buscan una limpieza generalizada para colocar a sus afines. No quieren puñaladas por la espalda y consideran que ahora tienen la gran oportunidad de acabar con los críticos. Para los diputados de una treintena de provincias es clave ser cabeza de lista.

Confiesan que viven pendientes de los sondeos. Pese a que estos no aclaran nada. El consenso de los sondeos más solventes ofrece un empate 150/150. Si se cumpliera estos resultados, podrían tenerse que repetir las elecciones en septiembre.

Así, una semana más se ha hecho evidente el nerviosismo en los pasillos del Congreso de los diputados durante la última sesión de control al Gobierno. Numerosos diputados desconocen su futuro y creen que, tanto en el PP como en el PSOE, van a apurar los plazos hasta el último momento para anunciar las listas definitivas.

El hecho de que coincida la elaboración de las listas nacionales con las europeas, provinciales y municipales, hace que el encaje de bolillos sea aún más complicado. Fuentes populares aseguran que en sus listas van a sumar “experiencia con juventud”, pero no quieren fijar fronteras más precisas.

Se refieren a la posibilidad de que algunos exministros o antiguos afines a Rajoy puedan estar como cabeza de listas en alguna provincia. “Vamos a respetar la veteranía”, comentan. Sin embargo, otras fuentes, creen que pocos de los históricos van a tener cabida dentro del nuevo PP.

Este miércoles, desde la formación que dirige Casado intentaban frenar el nerviosismo de algunos diputados y aseguraban que había cabida para todos en las listas. Claro que no es lo mismo ir en las listas nacionales que en las del Senado o las europeas.

Nombres como Jesús Posada ya se han caído. En su caso, ha pedido retirarse de la política nacional para acudir a Castilla y León como miembro del Consejo de Estado autonómico de su región de origen, con sede en Zamora.

Otros como Teófila Martínez (Cádiz), Celia Villalobos (Málaga), Rafael Merino (Córdoba), Arturo García Tizón (Toledo), María Teresa de Lara (Madrid), Teófilo de Luis (Madrid), Leopoldo de la Barreda ( Ciudad real) Alfonso Candón (Cádiz) o Juan Bravo (Ceuta) o se han autoexcluido o ya saben que no irán en las listas.

El exministro Margallo apuesta por ir en las listas europeas y dejar así otro escaño a disposición de la dirección. Cristóbal Montoro se ha puesto a disposición del partido para estar en las listas nacionales, aunque algunos creen que acabará en las europeas.

Bajas en el PSOE

En el caso del PSOE, su secretario de organización, José Luis Ábalos, es uno de los más buscados en los pasillos ante la elaboración de las listas. Los que eran leales a Susana Díaz ya se dan por amortizados, pero fuentes del PSOE, aseguran que la purga de Sánchez será histórica y que deberá prescindir además de muchos de los que no le apoyaron, para rodearse de sus afines.

Diputados socialistas lamentan que, de momento, la dirección del partido no esté consultando la opinión de las ejecutivas regionales y provinciales para los posibles candidatos. “Algo que se ha hecho siempre”, han criticado en declaraciones a republica.com

Además, consideran que prácticamente “ya no hay tiempo”. El próximo día 17 de marzo, el Comité Federal tiene que dar el visto bueno a las listas electorales, pero primero las tienen que aprobar las ejecutivas provinciales y regionales de las poblaciones que cuenten con más de 10.000 habitantes. Así que en unos 10 días todas las listas tendrán que estar ya cerradas.
En el PSOE, ya han dicho que no repetirán algunos como José María Barreda que quiere acabar su carrera profesional en la universidad, o Soraya Rodríguez. Otros como Antonio Hernando, José Enrique Serrano o Antonio Pradas se dan ya como amortizados.

Sánchez les ha puesto un puente de plata a todos los ministros y, los que quieran ir en las listas, estarán encabezándolas en las provincias respectivas.

De momento, sólo se conoce que Josep Borrell será el cabeza de lista para las europeas. Algo, que el propio ministro ha considerado un “honor” en declaraciones en los pasillos del Congreso, después de haberse resistido tanto tiempo a hacerlo. En Bruselas le esperan con interés.

Tras recordar que ha dedicado gran parte de su vida política a “construir Europa”, Borrell ha evitado aclarar si optará a algún puesto en la Comisión y si le apetecía ser cartel electoral: “Hay preguntas que tienen una respuesta obvia”, ha zanjado ante este último asunto.

Rivera tendrá 21 competidores en primarias

Mientras, en Ciudadanos continúan con sus primarias que finalizarán en algunas provincias el día 2 de marzo y, en otras el día 9. A partir, de ahí las listas las elaborarán los comités provinciales, aunque tendrán que contar con el visto bueno final del Comité Ejecutivo Nacional.

En Madrid, el cabeza de lista, Albert Rivera, ya cuenta con 21 competidores a las primarias, pero se da por hecho que no van apearle del poder.

Podemos repite coalición con IU

En Podemos, ya se ha reeditado el acuerdo del 26-J con IU y volverán a acudir a las elecciones en coalición. Según el líder de IU, Alberto Garzón, el acuerdo será sometido a referéndum, previsiblemente la próxima semana.

En su caso va a acudir de número uno por Málaga, a diferencia de ir el número cinco por Madrid, como ocurrió en las anteriores elecciones generales, lo que le facilita, pero no le garantiza la reelección.

Disqus Comments Loading...