PP, PSOE y Ciudadanos dudan de la seguridad jurídica de la ley de Unidos Podemos sobre violencias sexuales

PP, PSOE y Ciudadanos ha puesto en duda, este martes en el Pleno del Congreso, la seguridad jurídica de la Ley de Unidos Podemos sobre violencias sexuales que, entre otras medidas, recoge la modificación del Código Penal para agrupar abuso y agresión sexual en un único delito y pone la clave para calificar la conducta del agresor en el consentimiento de la víctima, el conocido como 'Sí es sí'.

“Algunos detalles nos chirrían”, ha apuntado la portavoz de Igualdad del PP, Carmen Dueñas, para indicar que son puntos que, a juicio de su formación, “denotan ausencia de una seguridad jurídica” que “no es admisible en un Estado de derecho” como es España.

Su homóloga socialista, Ángeles Álvarez, ha criticado de este texto ‘morado’ que “algunas definiciones” relacionadas con las violencias sexuales, “no se corresponden con ningún concepto empleado en el ordenamiento jurídico español o convenios internacionales” sobre esta materia.

“Tampoco queda claro el ámbito en el que se aplicará esta norma”, ha apuntado la diputada, para señalar que también hay puntos que “exceden los términos acordados en el Pacto de Estado contra la violencia de género” que se aprobó en el Congreso.

Pero la más crítica ha sido la representante de Ciudadanos, Patricia Reyes, quien ha acusado a los de Pablo Iglesias de “banalizar las penas, el Código Penal y la Justicia” con esta norma. En su intervención ha señalado que esta ley está “cargada de conceptos jurídicos indeterminados” que permiten, por ejemplo, “expandir hasta el infinito” el delito de violencia sexual. Además, Ciudadanos ve una “despreocupación de la seguridad jurídica”, especialmente “a la hora de tipificar infracciones”.

Enmiendas a la totalidad

La ‘naranja’ quien se ha dirigido al PSOE para pedir explicaciones sobre los trabajos entregados por los expertos de la Sección Penal de la Comisión general de Codificación a la que se encargó revisar los delitos sexuales, tras la sentencia de ‘La Manada’. “Esos trabajos se terminaron y se entregaron al Gobierno en diciembre”, ha recordado Reyes.

Tanto la portavoz de Ciudadanos como la del PP han asegurado que, de seguir adelante esta ley en su tramitación –el texto decaerá al disolverse las Cortes el próximo 5 de marzo– presentarían una enmienda a la totalidad al texto.

En este sentido, la ‘popular’ ha defendido una norma basada en el respeto a los derechos fundamentales, en campañas de concienciación y en la educación junto a los padres y “sin adoctrinamientos de unos contra otros”. Mientras, la ‘naranja’ ha señalado que estas violencias deberían regularse dentro de la ley integral de violencia de género.

Por su parte, el PSOE se ha dirigido a PP y Ciudadanos para recriminarles que se hayan “asociado con el demonio del machismo” en Andalucía, en referencia a Vox, a los que también ha calificado como “abanderados del machismo” y les ha afeado su “foto” con ellos en la manifestación de Colón.

Podemos carga contra Casado

La norma de Unidos Podemos ha sido defendida en el Congreso por la portavoz parlamentaria del grupo confederal, Irene Montero, que ha usado gran parte de su intervención para contestar a las últimas declaraciones del presidente del PP, Pablo Casado, sobre el aborto y sobre violencia de género.

A la palabras de Casado, refiriéndose al aborto, en las que señalaba que “es bueno que las mujeres que se vean en una incertidumbre, sepan lo que llevan dentro”, Montero le ha recordado que esta práctica es un proceso que sufren los cuerpos de las mujeres y que “nadie tiene que culparlas o criminalizarlas” por “un derecho” que consiguieron en su día las ahora madres y abuelas. “Hagan campaña electoral, pero no con nuestros cuerpos“, ha apuntado.

También se ha referido a otras declaraciones en las que habla de los hombres “que no se portan bien” con las mujeres y le ha recriminado que hable de la violencia machista como algo individual. “Tenemos un problema en la sociedad que se llama machismo y que es estructural“, ha apuntado, para indicar que se trata de un “problema político que requiere soluciones políticas colectivas”.

Finalmente, ha señalado importancia de la ley de violencias sexuales de su grupo indicando que, hasta ahora, todas las normas “para las mujeres” se basan en que su agresor sea pareja o expareja, mientras que este texto busca erradicar estas violencias sin tener en cuenta esta relación.

Disqus Comments Loading...