Batet confirma que el Gobierno mantiene el diálogo con Cataluña con reuniones bilaterales

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha asegurado este lunes que el Gobierno mantiene el diálogo con la Generalitat a través de reuniones bilaterales entre representantes de ministerios y de consellerias como lo hace "con otras comunidades". Ha asegurado que ese relación forma parte de la normalidad institucional que el Gobierno considera "imprescindible", y ha explicado que la semana pasada se llevaron a cabo tres de estos encuentros.

Batet ha sostenido que las relaciones de “normalidad institucional” entre los dos gobiernos se mantienen pese a la convocatoria de las elecciones generales propiciadas tras el rechazado de ERC y el PDeCAT a los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso. La ministra ha hecho estas declaraciones durante la conferencia-coloquio de Barcelona Tribuna, organizada por La Vanguardia, Asociación Española de Directivos (AED) y Societat Econòmica Barcelonesa d’Amics del País.

Para la ministra, España está en una “encrucijada”, de manera que lo que está en juego en las elecciones del 28 de abril es el “modelo de país que queremos: si queremos ir hacia adelante -con el PSOE- o hacia atrás -con las “tres derechas”- (…) Si queremos un país que haga de nuevo un salto de modernidad u otro modelo de país que nos sitúa en el blanco y negro”.

Batet ha defendido este lunes que la solución al conflicto catalán es el “diálogo o diálogo” para “construir” un acuerdo, y rechaza el referéndum porque se han contado los resultados de las dos consultas “ilegales” y porque ahonda la fractura.

Batet ha estado arropada en la conferencia en el Tribuna Barcelona por destacados dirigentes del PSC, como su primer secretario, Miquel Iceta, el expresidente de la Generalitat, José Montilla, el presidente de los socialistas en el ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni o el secretario de Organización, Salvador Illa.

Durante su alocución, la ministra ha esgrimido que una “crisis política” como la de Cataluña “solo” se puede resolver desde la política con “soluciones políticas”: “Para resolver de fondo -la situación de Cataluña- tenemos dos opciones: o diálogo o diálogo. Podemos negar el diálogo, podemos dilatar el abrir el diálogo, pero acabaremos en el mismo lugar: o diálogo o diálogo. No hay otra manera, este es el único camino”, ha precisado la titular de Política Territorial y Función Pública.

Pero ha recalcado que “no es suficiente” con reclamar un diálogo, sino que este debe ser “sincero y real” y sin que una de las partes plantee “situaciones imposibles”, en alusión al referéndum de autodeterminación que reclaman las fuerzas independentistas.

En este contexto, Batet ha rechazado de plano el referéndum de autodeterminación que, además de no estar permitido en el ordenamiento jurídico, “no es la solución”. “Lo que hace -el referéndum- es lo contrario, profundizar la fractura social y la división. (…). Ya sabemos el resultado -de ese referendo-, porque han habido dos consultas ilegales y las elecciones autonómicas. Ya nos hemos contado mucho”, ha razonado.

Por el contrario, para la ministra socialista la solución pasa por construir un “consenso” partiendo de un diálogo transversal en el que se impliquen los partidos, porque la crisis catalana es un “problema que tenemos colectivamente, nos afecta a todos y necesita de la concurrencia de todos”.

Así, y sin citarlos explícitamente, ha acusado a PP y a Ciudadanos de situarse “fuera de la solución” con su negativa al diálogo, partidos que además “ponen en riesgo” a su juicio el modelo constitucional con su intención de recentralizar y de “ir hacia atrás”.